Hasta 30% de mayores de 60 años edad pierden audición, dice experta

Guadalajara, 12 Sep (Notimex).- La especialista María Angélica Torres Ornelas estimó que hasta 30 por ciento de personas mayores de 60 años de edad tienen disminución en la capacidad de audición, y la incidencia aumenta hasta 55% en personas de más de 75 años de edad.

Agregó que enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o cardiopatías, así como infecciones de oído predisponen al adulto mayor a desarrollar presbiacusia o pérdida de la audición.

La otorrinolaringóloga adscrita a la Unidad de Medicina Familiar con Atención Ambulatoria (UMAA) 52 del IMSS en Jalisco añadió que la edad y la constante y prolongada exposición a ruidos y contaminación ambiental son factores importantes para perder la capacidad de escuchar, aunado a la condición genética.

Sin embargo, manifestó que la dificultad para escuchar no debe confundirse con otro tipo de afectaciones en las personas de mayor edad, como lo es, incluso, las llamadas demencias.

“Frecuentemente se aíslan y muestran confusión, ya que no comprenden frases o palabras, ya que escuchan a medias, también es frecuente que parezcan distraídos o tengan olvidos”, abundó.

Puntualizó que más de la mitad de adultos mayores que son atendidos en el servicio de Otorrinolaringología de la UMAA 52 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presentan algún grado de presbiacusia.

Subrayó que lo anterior se asocia a que enfermedades como diabetes e hipertensión que ocasionan deficiencias en la irrigación de sangre y oxígeno al nervio auditivo, lo que conlleva inevitablemente a su deterioro.

Subrayó que es importante verificar que los medicamentos que consumen las personas tengan prescripción médica y evitar incurrir en la automedicación, toda vez que ciertos fármacos tienen efectos ototóxicos, primordialmente del grupo de los inflamatorios y antibióticos.

Invitó a evitar los llamados ‘lavados de oído’ que pueden contribuir al desarrollo de infecciones severas que traigan mayores complicaciones para el canal auditivo.

“Es necesario que el adulto mayor se encuentre en vigilancia médica constante, para detectar oportunamente alguna deficiencia en su vista o audición que puedan llevarlo a niveles de discapacidad, de manera primordial si padece alguna enfermedad crónica degenerativa”, afirmó.

También podría gustarte