Hamás y Hezbolá celebran muerte de Peres, a quien llamaron “criminal”

Jerusalén, 28 Sep (Notimex).- El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y la milicia chiita libanesa Hezbolá celebraron hoy la muerte del “criminal” expresidente israelí Shimon Peres, quien falleció esta madrugada días después de haber sufrido un accidente cerebrovascular.

“El pueblo palestino está feliz por la muerte de este criminal que causó el derramamiento de su sangre”, afirmó Sami Abu Zuhri, portavoz del grupo militante palestino Hamás, tras enterarse de la muerte del Premio Nobel de la Paz 1994.

El vocero de Hamás, grupo que ha jurado destruir Israel, afirmó que Peres, quien también fue primer ministro, fue uno de los últimos fundadores de la ocupación israelí de los territorios palestinos, según un reporte del sitio YnetNews.

“Su muerte marca el final de una etapa en la historia de esta ocupación y el inicio de una nueva fase de su debilidad”, destacó el portavoz del grupo islamista palestino que controla desde 2007 la Franja de Gaza y es considerado una organización terrorista por Estados Unidos y otros países.

La milicia chiita libanesa Hezbolá (Partido de Dios) también expresó su beneplácito por el fallecimiento de quien fue uno de los arquitectos del acuerdo de paz provisional para poner fin al conflicto palestino-israelí en 1993.

A través de su canal de televisión satelital Al-Manar, Hezbolá calificó también a Peres como un criminal, al afirmar que “el mundo está mejor sin criminales”.

Diana Buttu, antigua portavoz de la Autoridad Palestina, calificó por su parte al fallecido ex primer ministro israelí “como un criminal de guerra”, en un mensaje difundido a través de su cuenta en Twitter.

Las calificaciones de Peres como un criminal contrasta con elogios y buenos sentimientos expresados por decenas de líderes mundiales y figuras internacionales, entre ellos el presidente estadunidense Barack Obama, quien lo consideró un “amigo”.

“Peres fue un estadista cuyo compromiso con la búsqueda de la paz y la seguridad de Israel se basaba en su fundación moral inquebrantable y su incansable optimismo. Siempre estaré agradecido de que pude llamar a Shimon mi amigo”, indicó.

El expresidente israelí falleció esta madrugada en el Centro Médico Sheba, cerca de la ciudad de Tel Aviv, tras sufrir una insuficiencia orgánica severa el martes, así como daños irreversibles en el cerebro a causa del derrame que presentó el pasado 13 de septiembre.

El también ex primer ministro permaneció desde entonces en condición crítica y sedado, por decisión de los neurocirujanos que lo trataron y confirmaron su muerte.

Una semana antes de sufrir el derrame cerebral, el exmandatario fue sometido a una operación quirúrgica para colocarle un marcapasos, de la cual fue dado de alta en buenas condiciones, por lo que los médicos examinan si hubo una conexión entre esta intervención y el accidente cerebrovascular.

Peres tuvo una importante carrera política en Israel durante 55 años, que culminó con su mandato como presidente entre 2007 y 2014, aunque se había mantenido activo a través de su fundación Centro Peres para la Paz, que promueve la convivencia entre árabes y judíos.

El exmandatario fue uno de los arquitectos de un acuerdo de paz provisional entre israelíes y palestinos en 1993, conocido como Acuerdos de Oslo, tras lo cual recibió junto con el ex primer ministro Isaac Rabin y el líder palestino Yaser Arafat, el Premio Nobel de la Paz 1994.

También podría gustarte