Grupo plural de diputados trabajarán en segundo paquete anticorrupción

México 6 Jul (Notimex).- Hacia la construcción de la segunda fase de una agenda parlamentaria anticorrupción perfilará sus actividades el Caucus Legislativo en Transparencia, Rendición de Cuentas y Anticorrupción; las propuestas estarán terminadas en agosto próximo, a fin de entregarlas a cada grupo parlamentario.

El objetivo de este grupo plural conformado en diciembre de 2015 por más de 15 diputadas y diputados federales del PRI, PAN, PRD, PVEM, Morena, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, es que las diversas bancadas valoren esta agenda en sus reuniones previas al inicio del Segundo Año de sesiones ordinarias de la actual Legislatura; prevén incluir adecuaciones a más de 22 leyes vinculadas para combatir la corrupción en diferentes actividades.

La diputada Minerva Hernández Ramos, integrante del Caucus Legislativo, apuntó que falta un entramado jurídico adecuado para combatir la corrupción, además de conciencia ciudadana para cristalizar los cambios en el quehacer cotidiano.

Por lo cual, dijo, se definirá la agenda de trabajo conjuntamente con senadores de diversos grupos parlamentarios, para que el Congreso enfoque sus esfuerzos en perfeccionar el marco legal en general.

El propósito, explicó, es reformar todas las leyes pendientes con el “antídoto anticorrupción”; en principio son más de 22, pero se identificarán otras, como resultado del análisis y reflexión.

Afirmó que se ha dado un gran paso con la reciente aprobación de las siete leyes del Sistema Nacional Anticorrupción, pero “falta mucho por avanzar, ya que para cristalizar todas las disposiciones legales que se construyen y modifican transcurrirán por lo menos diez años, para que los ciudadanos las vean reflejadas en la realidad, pero tenemos que dar los pasos hoy”.

Indicó que la LXIII Legislatura tiene una responsabilidad histórica en el fundamental tema contra la corrupción, que se ha convertido en una carga tan pesada que frena el desarrollo del país, al obstaculizar muchas decisiones en diversos ámbitos.

“Todos estamos ávidos de que se cristalice el Sistema Nacional Anticorrupción, y que realmente aquellos servidores públicos o particulares que cometan actos de corrupción sean severamente sancionados, y las leyes no queden en letra muerta”, sostuvo la legislador del Partido Acción Nacional (PAN).

En la actualidad, agregó, hay demasiados intereses en torno a la corrupción, la cual trastoca muchas aristas, porque “no pasa nada y se mueven arbitrariamente y delinquen”, pero en la medida en que se aplique esta nueva legislación, todo eso se va a decantar, y que finalmente sean el ciudadano y el país los favorecidos, ya que el andamiaje jurídico combatirá circunstancias ilícitas”.

El panista Gustavo Madero Muñoz aseveró que el gran reto es comunicar a la sociedad los cambios legales en materia anticorrupción, a fin de que se eduque y concientice, y utilice todas las herramientas que contribuyan a modificar las conductas y percepciones. “No sólo modificar las leyes”, propuso.

Las actividades del Caucus Anticorrupción es una gran oportunidad para hacer el balance de los logros, retomar los pendientes y plantear la nueva agenda en la materia, ya que se requiere aquilatar los avances alcanzados hasta ahora, que son base para continuar.

Expresó la necesidad de identificar los mecanismos para perfeccionar los formatos utilizados en las declaraciones “3de3” y que funcione; “debe afinarse este instrumento para que realmente opere”.

Por su parte Eduardo Bohórquez, de Transparencia Mexicana, señaló que para aterrizar el andamiaje jurídico anticorrupción se requiere cambiar de enfoque y paradigma, porque por años se discutió que se tenía que crear una sola institución para combatir prácticas ilícitas.

Con el paso de los años se constata que existen muchos temas vinculados para lograr un auténtico sistema anticorrupción, así como la empatía y participación ciudadana.

Las primeras siete leyes del paquete son sólo el primer paso de un paquete legislativo que puede llegar a 22 leyes adicionales.

Se requiere una agenda verdadera no lineal; “combatir la corrupción es trabajo de una generación y una década. Desmontar la estructura de corrupción e impunidad no va a ser sencillo y hay que tocar todas las estructuras que sean necesarias, todos los instrumentos legales y los poderes fácticos que convivían”, subrayó.

También podría gustarte