Gobierno en Portugal sufre críticas por tragedia

Los servicios de bomberos temen que la cifra de muertos siga aumentando.

El Gobierno en Portugal ha recibido diversas críticas por la reacción ante el incendio que tuvo lugar el domingo pasado en bosques de aquel país.

Los 63 muertos y 135 heridos que han sido reportados hasta el momento por parte de las autoridades portuguesas pueden seguir aumentando y es que las llamas no han sido controladas del todo en este trágico desastre natural que ha azotado a Portugal.

Los alcaldes de las localidades más afectadas han externado sus quejas por haber estado desprotegidos durante horas.

El líder de la oposición, ex primer ministro conservador, Pedro Passos Coelho, ha exigido explicaciones políticas a la catástrofe tras reunirse con algunos miembros de Protección Civil.

Un grupo de presión ecologista ha adjudicado este incendio a “errores de administración forestal y malas decisiones políticas” de varios gobiernos dentro de las últimas décadas.

El mensaje ha añadido que las autoridades no han hecho lo suficiente para evitar incendios forestales, la cual ha sido una crítica extendida entre los afectados, los cuales argumentan que la llegada de los más de mil bomberos a una zona que era desconocida para ellos, fue lo que ha sido mal coordinada, por lo tanto, no tuvo resultados favorables a la sociedad.

Algunas otras autoridades han señalado que lo más importante en estos momentos es sofocar el fuego y curar a todos los heridos lo antes posible, como lo ha dicho de esta manera la coordinadora del Bloco de Esquerda. “El tiempo de evaluar lo ocurrido y hacer las críticas pertinentes llegará más adelante“, ha asegurado.

António Costas ha hablado este domingo para mencionar que la prioridad de las autoridades en este momento es la de rescatar todas las vidas que sean posibles, para después empezar a enfocarse en las casas de las mismas.

Estas palabras eran dirigidas a los regidores municipales que se han sentido desprotegidos cuando más ayuda estatal necesitaban.