Giuseppe Tomasi di Lampedusa se consagró con su novela “El gatopardo”

México, 22 Jul (Notimex).- Como un personaje taciturno y solitario que pasó gran parte de su vida leyendo y meditando, el escritor italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa, autor de “El gatopardo” (1958), es recordado a 59 años de su muerte, ocurrida el 23 de julio de 1957.

Giuseppe nació el 23 de diciembre de 1896 en Palermo, fue Duque de Palma y príncipe de Lampedusa, descendiente de una de las familias más aristocráticas sicilianas; hijo de Giulio María Tomasi y de la princesa Beatrice Mastrogiovanni Tasca di Cutò.

De acuerdo con el portal “biografíasyvidas.com”, el escritor, pasó su infancia entre los muros del palacio paterno en la capital de la isla y las diversas casas de campo, desde muy niño aprendió las principales lenguas extranjeras.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, fue obligado a abandonar sus estudios para participar en ella, siendo internado en el campo de concentración de Szombathely (Hungría), de donde logró escapar y llegar después de un largo viaje a pie a Italia.

Después de realizar diversos viajes al extranjero, en 1932 se casó con la princesa Alessandra Wolff-Stomersee, quien era especialista en psicoanálisis, y con quien vivió en Palermo.

En 1953 comenzó a frecuentar a un grupo de jóvenes intelectuales al que pertenecía el joven Gioacchino Lanza, con el que entablaría una excelente relación que le llevaría a adoptarlo algunos años después.

Con el grado de capitán tomó parte en la Segunda Guerra Mundial, tras el bombardeo, Tomasi de Lampedusa encontró refugio en el hogar de su primo, el poeta Lucio Piccolo, fue ahí donde tuvo sus primeros encuentros literarios.

Un año más tarde, viajó a San Pellegrino Terme para asistir a un premio literario, en el cual conoció al poeta Eugenio Montale (1896-1981), y a María Bellonci (1902-1986),

Su novela más destacada “El gatopardo”, fue escrita entre 1955 y 1956, con la cual se hizo acreedor dos años después, al “Permio Strega”. Esta novela fue rechazada en un principio por las editoriales, sin embargo, fue publicada póstumamente por la editorial Giangiacomo Feltrinelli con prólogo de Giorgio Bassani.

De acuerdo con el sitio “www.rtve.es”, este clásico de la literatura del siglo XX, fue trasladado al cine por Luchino Visconti en 1963, la novela narra la historia del príncipe don Fabrizio Salina, astrónomo. Tomasi nos presenta una amplia panorámica de la vida de las familias aristocráticas sicilianas de la época.

“El gatopardo”, publicado en pleno auge del neorrealismo, obtuvo un gran éxito, no solo en Italia, sino en muchos otros países, y constituyó de acuerdo a diversos críticos, una invitación a enriquecer la narrativa de auténticas motivaciones críticas, pero sobre todo a reconsiderar, en sus valores más actuales, la tradición decimonónica.

Giuseppe Tomasi di Lampedusa fue escritor únicamente durante cuatro años, pero fue lector durante toda su vida y llegó a acumular una gran biblioteca de más de cuatro mil volúmenes, sobre todo de literatura inglesa y francesa, las que más acapararon su pasión por la palabra escrita.

Destacan también sus relatos “La alegría y la ley”, “La sirena”, “Los gatitos ciegos”, los ensayos “Lecciones sobre Stendhal” y “Conversaciones literarias” y la biografía “Recuerdos de infancia”.

El escritor falleció en Roma mientras dormía, el 23 de julio de 1957, después de haber recibido un largo tratamiento de la enfermedad que lo aquejaba.

Tras ser despedido con un réquiem, su cuerpo fue depositado en una sencilla tumba de mármol rodeada por una verja de hierro, en el cementerio de los Capuchinos de Palermo.

También podría gustarte