Gabriela Cuevas celebra reforma en materia de asilo y refugiados

México, 15 Ago (Notimex).- La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Gabriela Cuevas Barron, celebró la publicación del decreto de reforma al Artículo 11 constitucional, en materia de asilo y condición de refugiados.

De acuerdo un comunicado, resaltó que se trata de una medida especialmente necesaria en países como México, donde cada año 150 mil migrantes centroamericanos ingresan de manera irregular por la frontera sur de México, “muchos de ellos huyendo de la violencia en sus países origen”.

Refirió que de 2012 a 2015 se cuadruplicó la cifra de solicitudes de asilo dentro de México, ya que entre 2014 y 2015 hubo un aumento de 77 por ciento en el número de solicitudes provenientes de personas de El Salvador, Honduras y Guatemala.

Asimismo, abundó, en lo que va del presente año hay más de cuatro mil peticiones para el reconocimiento de la condición de refugiados.

Frente a esta situación, indicó, una nueva política de asilo, sustentada en un marco constitucional como el que cobra vigor, otorgará seguridad jurídica y demás garantías de protección a miles de personas que necesitan de protección humanitaria en el país.

Entre ellas, dijo, las que se encuentran miles de niñas, niños y adolescentes migrantes, de los cuales, según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 58 por ciento de los provenientes del triángulo norte (El Salvador, Honduras y Guatemala) son potenciales acreedores del reconocimiento de la condición de refugiados.

“Armonizar el marco jurídico nacional desde la propia Constitución es una clara muestra del interés que el Estado mexicano tiene en retomar la tradición humanitaria que lo caracterizó el siglo pasado de brindar protección a personas que huyen de persecución y violencia en sus países de origen”, comentó.

Además, el nuevo texto del Artículo 11 es “una excelente noticia para el paradigma de la defensa, promoción y garantía de los derechos humanos al que el Estado mexicano se adscribió formalmente con la histórica reforma constitucional en materia de derechos humanos de junio de 2011, y la cual tuvo su único punto débil precisamente en no regular adecuadamente las figuras del asilo político y la condición de refugiados”.

Se trata del reconocimiento expreso que la Constitución hace del derecho humano buscar y recibir asilo que permitirá la aplicación incondicionada de instrumentos internacionales que regulan tal derecho.

Entre los cuales, precisó, figuran las declaraciones Universal de Derechos Humanos (Artículo 14) y Americana de Derechos y Deberes del Hombre (Artículo XXVII); las convenciones Americana sobre Derechos Humanos (Artículo 22.7) e Internacional para la Protección de Todas las Personas contra la Desaparición Forzada.

Gabriela Cuevas puntualizó que el nuevo marco de protección humanitaria detonará una revisión a la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político y demás dispositivos afines, para crear mejores capacidades institucionales, y detallar reglas y procedimientos para que sean conformes con las normas del derecho internacional.

Con la publicación que el Poder Ejecutivo federal realizó a través del órgano de difusión oficial, “el proceso de reforma constitucional está cumpliendo su última etapa antes de su inicio de vigencia, misma que se dará el 16 agosto con lo cual la Constitución incorporará formalmente el reconocimiento del derecho fundamental a buscar y recibir asilo”.

También podría gustarte