Gabriel Soto dice que “Vino el amor” es el mejor reto de su carrera

* El protagonista asegura que en esta telenovela se ha despreocupado por verse bien en pantalla

México, 5 Ago (Notimex).- Gabriel Soto confesó estar frente al mejor reto que ha tenido en su carrera actoral, al protagonizar la telenovela “Vino el amor”, porque con ello demuestra que no sólo es un galán con buen cuerpo que sale en la televisión, sino un actor hecho y derecho.

Él es “David”, un hombre frío, duro y amargado que vive en depresión, luego de perder a su esposa.

“Este proyecto para mí es de los más importantes de mi carrera y estoy dando todo el corazón, la energía, el enfoque, la disciplina, en fin, todo para que a la gente le guste y me he encontrado con Irina, quien es una actriz que está en la misma sintonía que yo, con una disciplina increíble y juntos estamos muy bien conectados”.

Compartió que el reto de interpretar a un hombre como “David” le da la oportunidad de hacer a un lado la imagen del galanazo que tiene que mostrar cuerpo para conquistar a las mujeres.

“Exacto, esta es una novela en la que me ha despreocupado totalmente por verme bien. La historia requiere un nivel actoral muy complejo, complicado. Yo hago un personaje maduro, con sus años encima y que ha sufrido, entonces tiene que mostrar canas en el pelo y en la barba, que son las que yo tengo casi a mis 42 años y ahorita nada de pintármelas, ahorita esto es al revés”.

Soto agregó que contrario a otros melodramas en los que ha participado, entre peor luzca su personaje, tendrá mayor credibilidad en la gente.

“Esa es la idea, entre peor luzca, mejor, porque le da esa depresión y esa manera con la que enfrenta la vida que lo vuelve tan reacio y tan duro, pero además de encontrar esa imagen, hay que interpretarlo bien y eso es lo que estoy intentando, y este tipo de trabajo me implica un reto y me ha dado una gran madurez actoral y personal”.

Confesó que para lograr este objetivo tuvo que recurrir a un “coach” con el que lleva años trabajando en su preparación actoral.

“Recurrí a mi ‘coach’ actoral, con quien ya he venido trabajando en otras ocasiones, pero ahora hemos estado trabajando en la secuencia emocional del personaje, trabajándolo en partes y en etapas, cómo va superando y tratando de salir de esa depresión en que se encuentra y tratar de matizarlo, porque la mayor parte de la historia está deprimido e intolerante y para no caer en el mismo tono tenemos que jugar con esta secuencia emocional”.

Afirmó que lo que el público verá a partir del lunes en televisión, será una historia nueva, con muchas cosas que la hacen diferente y sobre todo muy interesante.

“Estamos trabajando muy duro en esta novela que tiene una historia diferente, con escenas fuertes, con muertes, deportaciones, hay cosas muy intensas que la convierten en una novela con carácter.

Respecto al tiempo que se ha tenido que alejar de la familia por el trabajo, compartió que eso le pega muy duro, pero afortunadamente tiene una esposa e hijas que entienden todo esto.

“Sí es muy duro, pero esto es parte de la carrera, esta profesión es de mucho sacrificio y de mucho tiempo de estar en los foros o estudiando, entregado al proyecto, pero son ciclos, porque en cuanto termina un proyecto nos vamos de vacaciones porque todos nos las merecemos”.

Finalmente, Gabriel Soto aseguró que con este papel en “Vino el amor” sigue su buena racha con la que inició 2016.

“Sin duda alguna, este ha sido un gran año para mí, empecé con teatro, hice una película, me casé, celebro 20 años de carrera y además me llega un gran personaje en una gran novela y pues estoy más que feliz”, concluyó.

También podría gustarte