G7: Jefes de economía tratan de contrarrestar ansiedad

Secretario del Tesoro de EEUU Jacob Lew habla con la prensa en Sendai, Japón, viernes 20 de mayo de 2016. Altos funcionarios de hacienda y finanzas del Grupo de los Siete países industrializados inician su reunión de dos días, centrada AKIU, Japón (AP) — Los jefes de finanzas de los países industrializados, reunidos en Japón, deben utilizar todas las “palancas tácticas” que poseen para contrarrestar las inquietudes en torno a las perspectivas de la economía global, sostuvo el viernes el secretario del Tesoro estadounidense, Jacob Lew, en declaraciones que repitieron sus anfitriones japoneses.

Hubo acuerdo en que si bien no existen recetas universales, todas las economías están ahogadas por la escasez de la demanda, y el sector privado debe cumplir un papel crucial para ayudar a estimular el crecimiento.

Los ministros de hacienda y jefes de bancos centrales del Grupo de los Siete dedicaron el viernes a discutir la manera de utilizar la política monetaria, el gasto fiscal y las reformas a largo plazo para ayudar a sustentar el crecimiento.

“El G7 se reúne en una época significativa, no porque sea una época de crisis sino porque hay mucha incertidumbre en la economía global y debemos hablar entre nosotros sobre lo que vemos y qué herramientas tenemos para promover el uso más equilibrado de todas las palancas tácticas en nuestro poder”, dijo Lew a la prensa.

“Espero ciertamente que las reuniones aquí en Sendai afecten de esa manera las conversaciones del G7”, añadió.

Lew expresó la esperanza de que las conversaciones incluyan los compromisos realizados en China por el Grupo de las 20 economías principales, en particular el de no manipular las tasas de cambio en beneficio propio.

Una apreciación reciente del yen japonés frente al dólar se suma a las presiones sobre las empresas japonesas, que habían obtenido ganancias récord en años recientes a medida que se debilitaba el yen y engordado sus ganancias repatriadas en moneda japonesa.

El ministro de Hacienda japonés, Taro Aso, reiteró el deseo de Tokio de mantener estables las tasas de cambio, así como su compromiso de no participar en la “devaluación competitiva de monedas”.

Dijo a la prensa que se reconoció en la reunión del viernes que cada país enfrenta sus propios retos y circunstancias, y debe adaptar sus medidas de manera acorde. Algunos, como Japón, deben gastar más, pero están limitados por el aumento de la deuda pública y necesitan un mayor esfuerzo del sector privado.

También podría gustarte