Fundación se consolida como polo cultural en Buenos Aires

Por Cecilia González. Corresponsal

Buenos Aires, 17 Jun (Notimex).- La Fundación PROA de Buenos Aires se consolidó como uno de los polos culturales más importantes de Argentina con sus variadas muestras de artistas nacionales e internacionales que exhiben lo mejor del arte contemporáneo.

Desde 1996, este centro creado en una casona italiana se incorporó y enriqueció el popular barrio de La Boca de Buenos Aires, que suele estar colmado de turistas atraídos por el espíritu tanguero de la zona.

A las callecitas de La Boca, sus talleres de artesanos y artistas plásticos y sus casas coloridas se sumó el atractivo de una fundación cultural de carácter privado y financiada por la empresa Techint que, además de exposiciones, ofrece talleres, ciclos de cine, conciertos y conferencias.

Una de sus muestras más recientes fue “Arte en escena”, integrada por obras de la colección del Museo de Arte del Siglo XXI, ubicado en Roma.

Gracias a esta exhibición, el ingreso a la Fundación PROA se transformó durante algunas semanas en un escenario con inmensas cortinas teatrales que debían ser atravesadas por los visitantes.

En una de las primeras salas se montaron bocetos de “El teatro del mundo”, el ambicioso proyecto que el arquitecto Aldo Rossi construyó en 1979 en la Bienal de Arte de Venecia y que rememoró los antiguos teatros flotantes del siglo 18.

Al continuar el recorrido, los visitantes se topaban con los impactantes retratos del Papa Juan Pablo II y Mao Tse Tung realizados por Yan Pei-Ming, el reconocido artista nacido en Shangai pero radicado en Francia, y quien se destaca por las enormes pinceladas de su trazo.

Una de las salas superiores quedó convertida en un espacio lúdico, con gigantes que interpelaban al público, cuadros antiguos incompletos, con marcos incluidos, fotografías en blanco y negro en las paredes y agujeros en el piso que contenían paisajes.

“Nadie puede imaginarse dónde está nuestro lugar”, es el nombre de esta instalación creada por los artistas rusos Ilya & Emilia Kabakov que apela al juego, al descubrimiento y a la sorpresa.

Más allá de sus exposiciones, la Fundación PROA tiene como uno de sus principales atractivos la privilegiada vista al riachuelo y el puente de hierro que conforman una de las postales más típicas de Buenos Aires, a lo que se suma su librería especializada en arte contemporáneo y las terrazas de su restaurante.

También podría gustarte