Fue Sergio Magaña notable representante del teatro mexicano

México, 22 Ago (Notimex).- El dramaturgo, narrador, compositor musical y crítico literario Sergio Magaña es recordado, a 26 años de su muerte ocurrida el 23 de agosto de 1990, como uno de los autores más brillantes de mediados del siglo XX y notable representante del teatro mexicano.

Sergio Magaña nació en Tepalcatepec, Michoacán, el 24 de septiembre de 1924, pero durante su infancia se trasladó con su familia a Cuernavaca y posteriormente a la Ciudad de México.

De acuerdo con el sitio de internet de la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Magaña estudió la licenciatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, donde también cursó la maestría en lengua inglesa.

En 1949 fundó con sus contemporáneos, Emilio Carballido, Jaime Sabines, Luisa Josefina Hernández, Rosario Castellanos y Bonifaz Nuño, la Sociedad Literaria Atenea, que tiempo después cambió su nombre a Grupo Teatral de Filosofía y Letras.

Fue profesor en la Escuela de Arte Dramático del INBA y director de la Escuela de Bellas Artes en Oaxaca y se distinguió en el teatro mexicano por su perspectiva temática y las estructuras de sus obras.

Magaña obtuvo el premio de novela de “El Nacional” con “El molino del aire”; el premio Manuel Eduardo de Gorostiza con “Los motivos del lobo” y el premio al mejor autor de la Asociación de Periodistas Teatrales con “Los enemigos”, de acuerdo con el Diccionario de escritores mexicanos siglo XX.

También destacó como compositor y tuvo éxito con la farsa musical “Santísima”, inspirada en Santa, de Federico Gamboa.

Entre algunas de sus obras publicadas se encuentran las novelas “Los suplicantes” (1942) y “El molino de aire (1942)”; los cuentos “El ángel roto” (1943) y las obras de teatro “La noche transfigurada” (1948), “El suplicante” (1949), “Los signos del zodiaco” (1950).

Tras una larga y destacada trayectoria, Sergio Magaña falleció el 23 de agosto de 1990.

También podría gustarte