Fue José Pablo Moncayo icono de la música mexicana del siglo XX

* Parte de su obra puede escucharse en la Fonoteca Nacional

México, 29 Jun (Notimex).- Considerado uno los representantes del nacionalismo musical mexicano del siglo XX, el compositor y director de orquesta José Pablo Moncayo García es recordado al cumplirse hoy 104 años de su nacimiento.

Moncayo nació en Guadalajara, Jalisco, el 29 de junio de 1912; fue hijo de Francisco Moncayo Casillas y Juana García López, y desde joven tuvo como fuente de inspiración la naturaleza, la cual plasmó en sus obras realizadas entre los años 1931 y 1958, dejando un legado musical amplio e importante.

De acuerdo con información de la Secretaría de Cultura federal, en su repertorio se encuentran obras para piano, canto y piano, dúos instrumentales, tríos, quintetos, sextetos, orquestas de cámara, obra coral, suite de ballet, ópera, música para cine, y para orquesta sinfónica donde se ubica su obra maestra: “Huapango”.

Parte de ese legado se halla en la Casa de los Sonidos de México, mejor conocida como la Fonoteca Nacional, donde se pueden encontrar transmisiones radiofónicas en las que se escuchan obras de Moncayo por parte de la Orquesta de la Universidad.

También se resguardan otras piezas conocidas, entre las que destacan “Bosques”, “Cumbres”, “Muros Verdes” y “Tierra de Temporal”, sin embargo, sobresalen dos que se consideran inéditas: “La canción del mar” (1948) y “Cuento de la potranca” (1954).

“La canción del mar”, escrita para coro mixto a capella, es interpretada a cuatro voces sobre un texto de Alfonso del Río, y es un escaso ejemplo de música vocal del compositor, la interpretación que alberga el recinto corre a cargo del Coro de Madrigalistas del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), bajo la dirección de Luis Sandi, siendo una grabación histórica recuperada en la Fonoteca Nacional.

En vida, el musicólogo José Antonio Alcaraz (1938-2001) declaró de esta obra que Moncayo optó por sinuosas curvas horizontales que se superponen con marcada voluptuosidad, mencionando también que la obra estaba emparentada tanto en la redacción como en su devenir sonoro con la ópera “La mulata de Córdoba”.

Acerca de la obra “Cuento de la potranca”, composición hecha para el filme mexicano “Raíces”, en 1954, creada para orquesta sinfónica. El filme de corte indigenista, basado en el libro de los cuentos “El diosero”, de Francisco Rohas (1904-1951), fue dirigido por Benito Alazraki (1921-2007).

“Huapango” (1941), considerada un segundo himno nacional, es una de las piezas de música de concierto con mayor arraigo nacional, una obra de arte que las orquesta no se cansan de interpretar y el público de escuchar.

En esta popular pieza sinfónica figuran tres huapangos procedentes del puerto de Alvarado, en Veracruz, Ziqui Ziri, Balaju y El Gavilán, Moncayo realizó esta obra a los 29 años.

El 5 de agosto de 1941, la Orquesta Sinfónica de México, bajo la batuta de Carlos Chávez la interpretó por primera vez en el Palacio de Bellas Artes, desde entonces es interpretada por diversas como la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, una de las más importantes de Venezuela, la Orquesta del Teatro Mariinsky y la London Philharmonic Orchestra.

Pablo Moncayo, pianista percusionista, profesor de música, compositor y director de orquesta, descubrió su gusto por la música desde muy pequeño, y realizó sus primeros estudios musicales bajo la tutela de Eduardo Hernández Moncada (1899-1995).

A sus 17 años, ingresó al Conservatorio Nacional de Música, iniciando en el mundo laboral como pianista y tocando en orquestas de jazz y estaciones de radio, a fin de sostener sus estudios y ayudar a su familia.

En 1935, tuvo la oportunidad de incorporarse a la Orquesta Sinfónica de México, donde se desempeñó como pianista y percusionista, un año después comenzó a fungir como subdirector y director artístico.

El conjunto de música de cámara Grupo de los cuatro, formado en 1935 por Pablo Moncayo, Salvador Contreras (1910-1982), Blas Galindo (1910-1993) y Daniel Ayala (1906-1975), el cual desarrolló sus composiciones con base en la música popular étnica y folclórica, tenía como proyecto dar a conocer obras en conciertos que organizaban periódicamente.

El compositor asumió la titularidad de la Orquesta Sinfónica de México, hoy conocida como Orquesta Sinfónica Nacional y dirigió además la Sinfónica del Conservatorio.

En 1942 fue becado por el Instituto Berkshire donde estudió con el compositor y director de orquesta Aoron Copland, con la “Sinfonía No. 1” ganó el concurso convocado por la Orquesta Sinfónica de México, y obtuvo el Premio Chopin con la sinfonía “Tierra de temporal”, obras con un marcado arraigo a la naturaleza.

Otras de sus creaciones fueron “Amatzinac” (1938), “Homenaje a Cervantes “(1947), “Sinfonía No. 1” (1944), “Tres piezas para orquesta “(1947) y” Pequeño nocturno “(1936), entre otras.

José Pablo Moncayo falleció el 16 de junio de 1958, a los 46 años de edad, dejando al mundo el legado de toda una vida consagrada a la música.

En el marco del centenario de su natalicio, el 22 de noviembre de 2012, los restos de José Pablo Moncayo fueron depositados en una ceremonia solemne en la Rotonda de las Personas Ilustres, lugar donde reposan actualmente.

También podría gustarte