Franquicias, modelo seguro para retorno de inversión

México, 26 Ago (Notimex).- Cuando se trata de invertir, hay algo que siempre está claro: todos desean maximizar el retorno y minimizar los riesgos.

Para lograrlo, lo primero que se requiere es un plan claro y una estrategia bien definida para elegir el modelo de negocio más adecuado al perfil como inversionista, estableció Carlos Adams, director de Promoción de Franquicias de Hoteles City Express.

El segundo factor importante antes de elegir una inversión es conocer cuál es el perfil del inversionista, pues servirá para conocer la personalidad y determinar qué tanto riesgos está dispuesto a correr, así como el modelo de negocio que más le conviene.

Adams recomienda que, independientemente del perfil que se tenga, al tener definido el sector a invertir el capital, será importante acercarse a aquellas empresas que han mostrado éxito en su crecimiento y solidez, tanto en su reputación como en su operación, incluso en su desarrollo.

Las franquicias son negocios que han sido exitosos y se replican con base en ese modelo, apostarle a una franquicia permite a los inversionistas asegurar un buen retorno de inversión y minimizar el riesgo del mismo, de esta manera se puede lograr un legado, aseguró.

El experto explicó que existen distintas personalidades en inversionistas, como el patrimonial, quien diversifica su portafolio de negocios y apuesta por aquellos modelos con una visión a mediano o largo plazo.

Otra de sus características es que busca estrategias de inversión con el objetivo de incrementar el capital patrimonial a través de portafolios diversificados y rendimientos superiores a los intereses bancarios, resaltó.

A su vez, dijo, está el inversionista conservador, quien toma decisiones racionales y apuesta al modelo de negocio de menor riesgo.

Son el tipo de inversionista que eligen aquellos negocios o inversiones que les brindan tranquilidad, aunque ello suponga menores rendimientos, prefieren la seguridad, aunque es importante recalcar que no existe riesgo cero, toda inversión conlleva cierto grado de éste, resaltó.

Mientras que el inversionista institucional opera dentro del sector financiero e inmobiliario, tienen el propósito de mejorar el rendimiento de sus capitales y conoce el nivel de riesgo que incurren en sus operaciones.

Buscan rentabilidad a corto y mediano plazo, les gusta tener el poder de decisión, flexibilidad de salida y prefieren relacionarse con empresas con un sólido gobierno corporativo, destacó.

También podría gustarte