Francois Hollande abre conferencia social por sindicatos

Francois Hollande rechaza mediar con Colombia

En un país en el que las reformas son impuestas en general por el poder ejecutivo y en que las relaciones sociales terminan a menudo en confrontación, el gobierno socialista busca la vía de compromisos sobre la lucha contra el desempleo, la competitividad, la protección social y las jubilaciones.

Las economías más eficaces son “las que han sabido establecer compromisos durables”, dijo Francois Hollande al inaugurar el lunes la conferencia social. “Francia no ha desarrollado una cultura de la negociación”, lamentó, antes de anunciar su intención de “inscribir en la Constitución” el diálogo social, que deberá tener lugar antes de que sea presentado un proyecto de ley sobre temas sociales.

El presidente evocó “tres grandes retos” para el país: el equilibrio de las cuentas públicas, el deterioro de la competitividad y el desempleo. Unas 300 personas participan en esta conferencia social de dos días organizada en diversas mesas redondas. Pero no se espera que se tomen decisiones en la misma.

Se trata del comienzo de un proceso que debe contribuir a instalar el método del gobierno de Hollande, que dio cita a los participantes dentro de un año para hacer un primer balance del diálogo. El método es aprobado por la patronal y los sindicatos, implicados en las decisiones, una revancha respecto a los ataques reiterados del ex presidente conservador Nicolas Sarkozy contra los cuerpos intermediarios.

Francois Hollande quiso marcar el cambio con respecto al anterior gobierno al instaurar el diálogo social en método y al rendir homenaje el lunes a esos “cuerpos intermediaros sin los cuales Francia no sería lo que es hoy”.

También podría gustarte