Filmoteca de la UNAM dedica retrospectiva fílmica a Wolfgang H. Scholz

* Conseguir presupuestos para filmar es el principal problema de los cineastas, aseguró

México, 18 Ago (Notimex).- El realizador alemán Wolfgang H. Scholz (1958) consideró un honor que la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lo reconozca a través de una retrospectiva fílmica, la primera en México, en la Sala Carlos Monsiváis del Centro Cultural Universitario.

En entrevista con Notimex, el cineasta explicó que la retrospectiva arrancó este míércoles con la proyección de “Tiempo de cuervos”, cinta que aseguró muestra el estilo que lo ha caracterizado.

“Para mí lo importante de una película es la historia y cómo funciona como arte, por ejemplo, ´Tiempo de cuervos´ trata de una persona que regresa a su ciudad de origen, aunque tiene sus problemas, pero también busca una meta que puede ser ficción”, mencionó el director.

Indicó que otras cintas que se proyectarán en la sala son: “Un día en la fiesta de octubre”, “Un fin de semana en el pico más alto de Alemania”, “Físico culturismo”, “Imagen adentro. Retrato para cine de la vida de la pintora Gerda Lepke”.

Así como “Transportador de carbón”, “Alas perdidas”, “Buscador de sombras” y “Un cinema-leyenda de Munich”.

También dijo que en la actualidad en Alemania hay buenas películas realizadas por jóvenes cineastas con un estilo que transita entre el arte y lo comercial, así como en México que cuenta con jóvenes directores que están en la búsqueda de historias y un estilo de cine actual.

Subrayó que uno de los problemas a los que se enfrenta constantemente el director es conseguir el presupuesto para la realización de proyectos cinematográficos, aunque Alemania cuenta con diferentes fondos y existen más posibilidades.

H. Scholz es un artista multifacético que abarca desde la pintura hasta el cine y ha pasado por múltiples formas de arte como la fotografía, el arte escénico y las instalaciones.

En cine ha abarcado muchos géneros desde sus primeras películas experimentales en 16 milímetros que pasaron a los largometrajes de ficción o documentales, retratos y formas mixtas, pero siempre destacando la forma artística de la imagen, produciendo un estilo propio de película de arte.

Scholz presentó en México en 2001, el filme “Alas perdidas”, que recibió premios como el Milano 2015 por la estructura, guión y elaboración dramatúrgica. Su retrospectiva continuará en la UNAM hasta el próximo 21 de agosto.

También podría gustarte