Filipinas anuncia cese de hostilidades con rebeldes comunistas

Manila, 20 Ago (Notimex).- El gobierno de Filipinas aprobó hoy la restauración del alto el fuego con los grupos de la guerrilla comunista, que allana el camino para reanudar las negociaciones de paz, previstas para el próximo 22 de agosto en Noruega.

El comunista Frente Democrático Nacional y su brazo armado, el Nuevo Ejército Popular, emitieron el viernes una declaración en la cual establecieron siete días de cese de hostilades a partir del domingo “para celebrar y reforzar la reanudación” de las negociaciones en Oslo.

La organización declaró el alto el fuego unilateral después que el gobierno del presidente Rodrigo Duterte liberó a varios guerrilleros que próximamente se unirán a las conversaciones de paz en Oslo, a partir de la próxima semana.

El gobierno de Manila restaura los efectos de su declaración del alto el fuego en un momento estratégico, cuando estamos a punto de reanudar las conversaciones de paz estancadas durante los últimos cuatro años, dijo el asesor presidencial para el proceso, Jesus Dureza.

El gobierno puso en libertad condicional a dos dirigentes comunistas, y a varios presos insurgentes les concedió libertad de movimiento temporal para que puedan viajar a las conversaciones de paz.

“El alto el fuego va a durar el tiempo que sea necesario para lograr la paz y también con el fin de proporcionar un entorno propicio para el éxito de las negociaciones”, añadió Dureza en rueda de prensa antes de viajar a Noruega, reportó la agencia filipinas de noticias GMA.

El coronel Edgardo Arévalo, de la Oficina de Asuntos Públicos de las Fuerzas Armadas, expresó su esperanza en que los comunistas respeten su promesa de cese de hostilidades y tengan la suficiente entereza para alcanzar la paz y la estabilidad en el país.

Según lo acordado durante las conversaciones exploratorias en junio pasado, bajo los auspicios del gobierno de Noruega, la agenda de discusiones de esta semana incluye la revisión de tratados firmados anteriormente y el modo de alcanzar un alto el fuego provisional.

También abordarán la forma para acelerar el proceso de negociación, que incluya fijación de plazos para resolver cuestiones pendientes como reformas socioeconómicas, políticas y constitucionales, y el fin de las hostilidades.

Asimismo estudiarán una lista de los miembros de la organización armada que deberán tener todas las garantías de seguridad e inmunidad por el gobierno, así como una amnistía para liberar a todos los presos políticos detenidos.

Los insurgentes comunistas se levantaron en armas a finales de 1960, y hace cuatro años reanudaron el proceso de negociación con el gobierno, pero se estancó debido a diferencias entre las partes.

También podría gustarte