Férreo conservador acompañará a Trump en fórmula presidencial

Por Francisco Trujillo. Corresponsal

Dallas, 14 Jul (Notimex).- El gobernador de Indiana, Mike Pence, quien será designado en las próximas horas como compañero de fórmula del aspirante presidencial republicano Donald Trump, se autoproclama como un férreo conservador que ha firmado leyes en contra de minorías y homosexuales, entre otras medidas.

Trump decidió aplazar el anuncio de la designación tras conocer los hechos ocurridos en Niza, Francia, donde un conductor no identificado atropelló y mató a por lo menos 77 personas cuando una multitud celebraba el Día Nacional del país.

Pence llegará al escenario de la política nacional marcado por sus fuertes convicciones conservadoras.

De hecho, desde sus inicios en la política luchó por los derechos religiosos, las leyes a favor de la vida y en contra del aborto y la defensa de la definición del matrimonio como algo exclusivo entre un hombre y una mujer.

El gobernador de Indiana nunca figuró como favorito para convertirse en compañero de fórmula de Trump, luego de que en las primarias republicanas respaldara al senador Ted Cruz y declarara una y otra vez su interés una reelección como gobernador.

Pero según analistas políticos, sus convicciones religiosas y conservadoras y su deseo de figurar en la política nacional, podrían haberlo impulsado a cambiar de opinión y aceptar la invitación de Trump a la vicepresidencia.

“Creo que necesitamos un liderazgo fuerte que dé apoyo a nuestras tropas, un liderazgo fuerte para conseguir que esta economía se mueva de nuevo”, apuntó Pence en una entrevista esta misma semana con el periódico Indianápolis star.

Añadió que los estadunidenses “necesitamos un liderazgo lúcido para hacer designaciones de sentido común, conservadoras, a la Suprema Corte de Estados Unidos”.

Pence se declaró incluso “preparado para pugnar por esto en cualquier lugar a lo largo de Indiana y en cualquier lugar en todo el país donde Donald Trump desee que lo haga”.

De sumarse como compañero de Trump, Pence aportaría un fuerte de apoyo evangélico y una amplio directorio de lideres republicanos de base.

Pence ha dicho que su fe Cristiana y su relación con su esposa Karen, con quien ha estado casado hace 31 años y con la que procreó tres hijos, han sido las dos influencias más dominantes de su vida.

El gobernador también ha señalado que basa sus opiniones y puntos de vista en dos documentos históricos: la Constitución y la Biblia.

Sus dos mayores pilares, ha dicho, son la Constitución que alimenta su creencia en un gobierno limitado y la Biblia su fe en la férrea defensa del matrimonio y su oposición al aborto.

Considerado un “Hoosier” (nativo de Indiana) de toda la vida, al haber nacido en Columbus, al sur de Indianápolis, el siete de junio de 1959, Pence se crió y desarrolló profesionalmente en esta entidad.

Pence se crió en el seno de una familia católica de Columbus que permanecía alejada de la política. Su padre era un distribuidor de gasolina que tenía una serie de estaciones de servicio.

La Iglesia tuvo un papel central en la vida de Pence y la de sus otros cinco hermanos, varios de los cuales, incluyendo a Mike, fungieron como monaguillos.

Como adolescente entre 1960 y 1970, Pence comenzó a apreciar los esfuerzos de John F. Kennedy y de Martin Luther King Jr., e incluso se presentó como voluntario para trabajar para el Partido Demócrata en el Condado de Bartholomew en 1976 y votó por Jimmy Carter en 1980.

Pero su visión comenzó a cambiar durante y justo después de la universidad y luego de conocer a su futura esposa, Karen, en una iglesia de Indianápolis, cuando dejo la iglesia Católica para convertirse en un cristiano nacido de nuevo.

Al mismo tiempo, Pence experimentó un cambio de ideología política, al comenzar a identificarse con “el conservadurismo de sentido común” proclamado por Ronald Reagan.

Pence hizo todos sus estudios en su estado natal hasta graduarse de la facultad de derecho de la Universidad de Indiana en 1986, para comenzar a trabajar como abogado en la práctica privada militando ya en las filas del Partido Republicano.

Como un exitoso abogado republicano, intentó sin éxito en dos ocasiones, 1988 y 1990, ser electo como representante federal.

Pence fue nombrado en 1991 presidente de la “Indiana Policy Review Foundation” (Fundación para la Revisión de la Política de Indiana), un grupo promotor del libre mercado y del impulso de ideas en temas gubernamentales, económicos y educativos a nivel estatal y municipal.

Luego de tres años a cargo de dicha organización, Pence comenzó en 1994 una nueva carrera como comentarista de radio, al ser el conductor del programa “The Mike Pence Show” en la estación WRCR-FM de Rushville, Indiana.

El programa se comercializó para llegar a transmitirse a lo largo de tres horas cada mañana en 18 estaciones, incluyendo la WIBC de Indianápolis. Pence también fue comentarista de un programa radial sobre temas políticos en Indianápolis entre 1995 y 1999.

En 2000, Pence lanzó su tercer intento por llegar a la Cámara de Representantes de Estados Unidos, logrando una victoria en las elecciones de noviembre de ese año para representar al segundo distrito federal que abarca 19 condados del este de Indiana.

Más tarde ganó fácilmente su reelección en un total de seis ocasiones y en 2008 fue considerado uno de los 10 mejores legisladores federales por la revista Esquire.

Con base en su popularidad, Pence anunció en noviembre de 2006 su candidatura para tratar de convertirse en el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes.

Se puso al frente de la campaña a favor de un “retorno a los valores conservadores” de la revolución republicana de 1994, pero su intento se vio frustrado al ganar el representante de Ohio, John Boehner.

Mas tres años después, Pence fue electo por sus colegas republicanos como Presidente de la Conferencia Republicana, la tercera posición más poderosa del liderazgo republicano.

Durante sus 12 años en el Congreso, Pence fue conocido por su férrea defensa de causas conservadoras.

En 2011 declaró incluso que estaba dispuesto a que el gobierno federal se paralizara para impedir un presupuesto con fondos para la organización Planned Parenthood, que realiza abortos entre sus servicios de atención médica.

Tras rechazar invitaciones para buscar un escaño en el Senado, en mayo de 2011, Pence anunció que buscaría la nominación del Partido Republicano como candidato a gobernador de Indiana.

Una vez lograda la postulación, ganó en noviembre de 2012 la gubernatura derrotando al demócrata John R. Gregg.

Tras convertirse en gobernador en enero de 2013, Pence dejó temporalmente de lado los temas sociales para concentrarse en la reactivación de la economía estatal, con una plataforma centrada en la creación de empleos y la reducción de impuestos.

Sin embargo, Pence retomó la bandera conservadora luego de que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos declarara legal el matrimonio entre personas de igual sexo.

Pence y un grupo de legisladores republicanos de Indiana promovieron entonces la Ley de Restauración de Libertad Religiosa que permite a los propietarios de negocios el negar servicios a los homosexuales, lesbianas y transexuales residentes de Indiana por razones religiosas.

El gobernador recibió una intensa critica tras la promulgación de esta ley, para muchos una forma de legalizar la discriminación. Varias compañías amenazaron con abandonar Indiana y otras muchas cancelaron sus planes para efectuar convenciones en esta entidad.

A medida que aumentaba la presión, Pence firmó una “solución” al proyecto de ley que permite a los gobiernos locales el añadir protecciones de los derechos civiles de la comunidad lésbico bisexual, homosexual y transexual (LGBT).

Algunos observadores políticos creen que las consecuencias de ese proyecto de ley y de una reciente ley firmada este año que restringe aún más el aborto han dejado a Pence vulnerable para ser reelecto como gobernador.

Más esto último dejó ya de tener importancia si se confirma su aspiración y esfuerzo por alcanzar la vicepresidencia de Estados Unidos.

También podría gustarte