Felipe Fernández analiza los límites de la evolución en su libro

* La obra de Fernández-Armesto pregunta: ¿Se puede cambiar y evolucionar sin límite?

México, 13 Ago (Notimex).- Felipe Fernández-Armesto (Londres, 1950) estudió Historia en la universidad de Oxford, donde fue profesor durante casi 20 años, y posteriormente, lo ha sido en el Queen Mary College, la universidad de Boston y en Notre Dame. Con esa experiencia, escribió “Un pie en el río. Sobre el cambio y los límites de la evolución”.

“Este libro no tiene precedentes y espero que sorprenda a muchos”, señala el autor en las primeras páginas. Ciertamente, se ha escrito mucha historia cultural, antropología, divulgación científica, y síntesis histórica, pero seguramente, el lector nunca ha leído una mezcla magistral de todo eso como la que encontrará aquí.

La pregunta de partida que hace para entrar de lleno al tema parece sencilla: ¿Por qué la cultura humana cambia tanto de un país a otro, y por qué evoluciona a ritmo acelerado? ¿Se puede cambiar y evolucionar sin límite? Esas preguntas invitan a la pronta reflexión, por lo que el lector en español, versión que ya está en el país, se sorprenderá con el texto.

A partir de ahí empieza un viaje que parte de los filósofos presocráticos y llega hasta la inteligencia artificial, siguiendo el rastro de “lo humano” y la esencia del cambio. Se trata de un libro extraordinario para pensar en el siglo XXI: La visión evolutiva de uno de los grandes historiadores de nuestro tiempo, Felipe Fernández-Armesto, autoridad del tema.

Siempre partiendo de la historia de la humanidad, el enorme interés de este escritor y prestigiado estudioso de la mente por una multitud de temas, ha dado origen a una amplia obra, entre las que destaca “Los conquistadores del horizonte: Una historia global de la exploración”, editada en el año 2006, y ganadora del World History Association Prize.

Este libro es una de las novedades editoriales más esperadas del verano 2016, y apareció en mayo pasado en las mesas de novedades de librerías del país bajo el sello Turner. La traducción al español se debe a Guillermo Ortiz.

Con sus 332 páginas, la obra es apta para todo tipo de lector, sobre todo, para quienes estudian la cultura y la sociedad humana.

También podría gustarte