Falsa víctima de masacre de Mapiripán acepta cargos de fraude

Adalia Azucena Figueredo

Adalia Azucena Figueredo Cagueño aceptó cargos por fraude procesal, estafa agravada y enriquecimiento ilícito tras ser acusada de ser una falsa víctima de la Masacre de Mapiripán, ocurrida en 1997.

Adalia Azucena Figueredo Cagueño fue detenida por unidades del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía en Villavicencio en el marco de la investigación de fraude contra el Estado que se adelanta por irregularidades en las demandas que se presentaron por este hecho de sangre.

La Dirección Nacional de Fiscalía Especializada contra la Corrupción investigó el caso de la mujer, quien había sido indemnizada con 1,150 millones de pesos por la supuesta desaparición de su esposo, Wilson Molina.

Sin embargo, se determinó que Wilson Molina no estaba ni desaparecido ni muerto, y por el contrario vive en la capital del Meta.

 

También podría gustarte