Extenderán uso de peces gambusia para combatir a moscos en Yucatán

Por Tomás Martín, corresponsal

Mérida, 18 Jul (Notimex).- La crianza y siembra de peces “gambusia yucatana” en parques públicos con depósitos de agua, como método biológico de control larvario del mosco transmisor de males como el dengue, chinkungunya y zika, ha demostrado tener efectividad en la entidad, por lo que se mantendrá y extenderá su uso.

La gambusia, especie ovovivípara, se distribuye en todo el continente americano y la gambusia yucatana es una especie regional que abarca los estados de Veracruz, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, por esa razón es considerada local.

También es conocida como pez mosquito, pertenece a la familia Poeciliidae; de pequeño tamaño; se caracteriza por criarse en agua dulce y alimentarse de las larvas de mosco, así como de algas; es resistente a las altas temperaturas.

Por ser endémica, así como por experiencias tomadas en otros países motivó a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de esta entidad a promover su crianza para la siembra en sitios estratégicos como medio para frenar la reproducción del mosco Aedes aegypti, principal vector de dichas enfermedades.

El titular de esa dependencia, Eduardo Batllori Sampedro, explicó en entrevista con Notimex que estos peces mexicanos han resultado muy buenos para el control de larvas y, de hecho, ya se han distribuido más de 50 mil ejemplares en puntos estratégicos de la capital yucateca, que es la que mayor densidad de población tiene.

“La siembra de esta especie fue una estrategia efectiva en diversas partes del mundo en la lucha contra el vector transmisor del paludismo y ha empezado a mostrar mucha efectividad en el combate a otros males transmitidos por la picaduras de los moscos”, subrayó el funcionario.

Ahora, continuó, se impulsa la crianza para la siembra de otros 100 mil peces ejemplares de la especie que también serán colocados en parques públicos y otros puntos que cuentan con reservorios de agua.

“Buscaremos abarcar todos los ojos de agua de la ciudad, entre los que se encuentran los parques zoológicos Animaya y del Centenario, el Acuaparque y el Parque Ecológico del Poniente, entre otros”, precisó.

De igual modo, el uso de esos peces para combatir las larvas del mosco se hará extensivo a otros municipios con alta densidad poblacional, para ayudar a las otras acciones y dependencias de los gobiernos estatal y federal que realizan campañas y acciones contra el vector.

“Queremos también llevar este proyecto a algunos cenotes (ríos subterráneos) que se han convertido en sitios en donde los moscos prosperan, precisamente por la ausencia de peces, ya que las larvas son alimentos favoritos de las gambusias, mojarras y otros que son comunes en la región”, abundó.

Expuso que debido a que son peces endémicos, éstos no representan un peligro para los ecosistemas de los cenotes y aguadas y antiguos bancos de materiales en los que son sembrados.

Además, las gambusias tienen depredadores naturales que permitirán mantener estable la población y por ende quedan sanos los ecosistemas.

“Conforme va creciendo la población, algunas aves llegan atraídas por los peces y se alimentan de los mismos, por lo que no se prevé que haya problemas por una posible sobrepoblación en las zonas de siembra”, comentó Batllori Sampedro.

Además, refirió, junto con las gambusias también suelen sembrarse algunos ejemplares de mojarra que es una especie que se alimenta de peces más pequeños como la “yucatana”.

Resaltó que este proyecto aunado a la recolección de cacharros, campañas de abatización y fumigación que ya arrancaron este mismo mes, más la ayuda de la población al mantener sus patios limpios debe coadyuvar a que haya una reducción en los casos de dengue, chikungunya y zika.

También podría gustarte