Explotación reproductiva, nueva modalidad delictiva en Cancún

Cancún, 6 Oct (Notimex).- El director de Asuntos Públicos de Early Institute, Marcelo Bartolini Esparza, advirtió que en Cancún al ser puerta de entrada de millones de extranjeros, se ha desarrollado una nueva modalidad de delincuencia organizada en la que clínicas y agencias lucran con parejas infértiles.

Sostuvo que además las mujeres rentan su vientre, de ahí que sea urgente que desde el Congreso de la Unión dictamine cuanto antes una iniciativa para frenar esta situación.

Por ello, Bartolini Esparza inició hoy aquí una campaña a nivel nacional de información sobre los riesgos de una problemática social que afecta a mujeres en edad fértil, que viven en condiciones de vulnerabilidad y que son víctimas potenciales de la explotación reproductiva.

Al dictar la conferencia magistral “Explotación de Mujeres con Fines Reproductivos”, el ponente alertó a la población femenina del país sobre clínicas y agencias de subrogación que se dedican a hacer negocio a través de la renta de vientres para parejas que no pueden tener hijos y por cuyo servicio explotan a mujeres.

Ante académicos, universitarios, servidores públicos, legisladores, sociedad civil y directivos de medios de comunicación, Bartolini Esparza, expuso que en esta práctica se contrata a féminas para que gesten a un bebé bajo el compromiso de entregarlo a un tercero al momento de su nacimiento a cambio de cierta cantidad de dinero.

Desde la Universidad Latinoamericana del Caribe, el conferencista expuso que la trascendencia del tema es que esto genera problemática en tres rubros: las que se dan en relación con el Estado, los que afectan a las personas involucradas, y las que tienen que ver con la filiación y el niño.

Ante la problemática de esta actividad ilícita, que ya se extiende por todo el país, las cámaras de Diputados y Senadores del Congreso de la Unión, ya debatieron su origen, causas y posibles soluciones, por lo que en breve será dictaminada una iniciativa para su regulación.

Mientras tanto en México esta sigue siendo una actividad que irremediablemente da paso a acciones ilícitas.

Comienza cuando una clínica o agencia de subrogación establece de manera irregular un acuerdo entre una pareja que no puede o no quiere embarazarse, y una mujer dispuesta a rentar su cuerpo para gestar un bebé con el compromiso de entregarlo al nacer.

En su exposición el abogado llamó a la población femenil en edad fértil a evitar caer en situaciones de explotación, rechazar que su cuerpo sea tratado como mercancía y considerar que vender a un bebé significa tráfico infantil.

Asimismo, tomar en cuenta que la subrogación de mujeres no cura la infertilidad y principalmente que la tendencia mundial va hacia la prohibición, ya que los principales clientes son extranjeros.

También podría gustarte