Expertos reflexionan sobre la periferia como patrimonio cultural

México, 21 Ago (Notimex).- Expertos en urbanismo, antropología, arquitectura e ingeniería ambiental emitieron recomendaciones en cuanto a los mecanismos de gestión y valoración del patrimonio cultural de los barrios periféricos de la Ciudad de México.

Durante su participación en el Foro Internacional “La periferia como Patrimonio Cultural Urbano”, que se celebró los días 17, 18 y 19 de agosto en esta ciudad, los expertos aportaron su experiencia y conocimiento con el interés de fomentar el bienestar social en zonas periféricas.

Entre los ponentes destacaron Ethel Baraona (El Salvador), Felipe Delmont (Venezuela), Gustavo Lins (Brasil), Tiago Mota (Portugal), Roberta Nicchia (Italia), Pedro Ortiz (México), Ángel Panero (España), Jacqueline Priego (Reino Unido) y Federico José Restrepo (Colombia), informó la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Asimismo, Nuria Sanz, directora y representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura capitalino, encabezaron el cierre de actividades En la Fábrica de Artes y Oficios (Faro) de Oriente.

La representante de la UNESCO afirmó que la periferia parte de un sustrato histórico, de aprendizaje social y cultural, por lo que no debería ser una limitación u objeto de división en propósitos de desarrollo.

A su vez, el secretario de Cultura capitalino, Eduardo Vázquez Martin, calificó las aportaciones de la UNESCO como críticas, reflexivas y coherentes y aseguró, que se trata de una visión externa que es en sí misma un observatorio de lo que está debatiendo la ciudad.

“Sí, vivimos en una ciudad multicultural, pero pocas veces decimos que esa diversidad es asimétrica y requiere intervención pública y social”, apuntó.

Los resultados contemplan a la cultura como un motor indispensable para el desarrollo social, especialmente importante al tratar las condiciones y necesidades específicas de los habitantes en la zona conurbada.

Los participantes también se refirieron a la necesidad de ubicar y establecer esquemas de coherencia territorial, garantizar acceso y calidad de servicios a los habitantes, así como de movilidad entre el centro y la periferia.

En el marco de su importancia para el desarrollo sostenible, las Naciones Unidas consideran como una tarea global, ubicar, estudiar, visibilizar y compartir experiencias que desde la comunidad y la cultura están generando alternativas económicas y sociales en los barrios urbanos marginales.

En materia de Ciencias, Cultura, Educación y Comunicación, la UNESCO considera este proceso como la reconstrucción del tejido social a través del conocimiento compartido que permitirá afrontar colectivamente los retos del siglo XXI.