Expertos y funcionarios apoyan reducción de edad mínima para votar

México, 22 Jul (Notimex).- El consejero electoral capitalino Carlos González respaldó se reduzca la edad mínima para votar, aunque su discusión debe abarcar distintas aristas para su aplicación, como la conexión con otros ámbitos de la vida social y los temas penal, presupuestal y comercial.

Durante la primera de discusión “¿Es viable y conveniente reducir la edad para votar en la Ciudad de México?” en el foro Implicaciones Electorales de la Reducción de la Edad para Votar, especialistas apoyaron que la Constitución local contemple el ejercicio de los derechos político-electorales a partir de los 16 años.

Entre las complicaciones para materializar ese derecho, González Martínez citó el padrón electoral y la lista nominal, instrumentos que son manejados a nivel nacional.

Por ello vio conveniente estudiar si se construye un listado nominal local o se suscribe un convenio con el Instituto Nacional Electoral (INE).

En su oportunidad la magistrada de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), María del Carmen Alanis Figueroa, aseveró que la reducción de la edad ensancharía el ejercicio de los derechos ciudadanos.

De igual forma representaría una ampliación de la base para, entre otros aspectos, participar en las decisiones públicas.

Indicó que la discusión sobre el Constituyente también deberá buscar la inclusión de sectores que tradicionalmente han sido excluidos, como grupos indígenas o la población de la diversidad sexual.

Alanis Figueroa confió en que la Constitución de la Ciudad de México será progresista y que ante la posibilidad de que se interpusiera una acción para cuestionar la reducción de la edad, vio difícil que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunciaran por declarar inconstitucional esa norma.

Keila Barrera García, representante del Tribunal Electoral del Distrito Federal, también apoyó la reducción de la edad para votar, aunque anticipó que el tema será un auténtico vericueto.

La diputada Cecilia Soto González dio la bienvenida a la propuesta y pidió plantear la posibilidad de plasmar también el ejercicio del derecho pasivo, es decir que la reducción de la edad también posibilite que sean candidatos a cargos de elección popular.

La legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) además se manifestó por adecuar la Constitución federal, para que los jóvenes pudieran participar como observadores electorales o participar en las mesas directivas de casilla.

Durante la mesa “Experiencias comparadas sobre la reducción de la edad para votar”, moderada por la consejera Gabriela Williams Salazar, el vicepresidente y corregidor del Tribunal Regional Electoral de Sao Paulo, Brasil, Carlos Eduardo Cauduro Padin, expuso que en su país al bajar la edad “no pasó nada, nadie murió y las cosas siguieron su curso”.

Consideró necesario incluir la participación de los jóvenes en los asuntos públicos, al representar la vanguardia y las buenas ideas, además de referir que en Brasil existe el programa joven elector, enfocado a construir ciudadanía desde la escuela y la familia.

El jefe de Despacho de Presidencia en el Consejo Nacional Electoral de Ecuador, Daniel González Pérez, externó que la participación de los jóvenes es importante para renovar las instituciones y las estructuras del poder.

Por ello se les deben otorgar todas las facilidades para involucrarlos en la toma de decisiones; “hay que realizar campañas para incentivar el voto de las y los jóvenes y ganar su atención en las políticas públicas de su país”.

Dijo que la juventud “se debe conducir con responsabilidad y participar en ese tipo de eventos, informarse y elegir qué es lo que más le conviene, porque es aquí donde pueden dar su punto de vista, proponer lo que piensan sobre el proceso legislativo de la Ciudad de México”.

El oficial nacional de Protección del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Leonardo Mier Bueno, manifestó que el voto tiene que verse como un proceso de formación cívica y de participación que muestre las diferentes formas de pensar, así como las necesidades de cada uno de los votantes.

De esa manera se puede lograr que todas las personas conozcan sus derechos en materias de salud, educación, justicia o de participación, señaló.

El experto opinó que los esfuerzos para lograr el derecho al voto de los jóvenes de 16 y 17 años tendrá que ir acompañado por una serie de derechos humanos universales, que no deben confundirse con una ampliación de obligaciones que se podrían fijar solo por llegar a esa edad y esas son las responsabilidades penales o civiles.

“No estamos buscando incluirlos en el mundo de los adultos, sino en el universo de beneficiarios de derechos”, dejó claro Mier Bueno.

También podría gustarte