Experto señala que diabetes mal controlada causa insuficiencia renal

Guadalajara, 27 Sep (Notimex).- En un lapso de 10 años de evolución de la enfermedad diabética, el paciente puede desarrollar afectaciones renales si no tiene un control de su glucosa, afirmó el especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Basilio Jalomo Martínez.

Aseguró que la diabetes mal controlada o sin tratamiento constituye un importante precedente de casos de insuficiencia renal, ya que se estima que hasta 40 por ciento de personas diabéticas podrían llegar a desarrollar severos daños en sus riñones.

El nefrólogo adscrito al Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco, indicó que la diabetes implica un deterioro orgánico y es una importante comorbilidad porque el paciente puede llegar a desarrollar insuficiencia renal si no lleva tratamiento adecuado de la enfermedad.

Añadió que lo anterior implicará que el paciente sea sometido a diálisis y hemodiálisis, así como a un trasplante renal, aunque podría no calificar para recibir un órgano dado el daño orgánico que implica el presentar ambas patologías.

Además, indicó que los pacientes diabéticos suelen presentar complicaciones angiopáticas, tales como el pie diabético, enfermedad cardiovascular o insuficiencia vascular que pudieran limitar la posibilidad de practicar un trasplante.

En el Servicio de Nefrología del Hospital de Especialidades estimó que hasta en 20 por ciento de los casos de pacientes con insuficiencia renal se tiene diagnóstico de diabetes como comorbilidad.

Precisó que la nefropatía diabética se produce por una severa inflamación de los vasos renales, misma que suele ser asintomática y que comúnmente produce manifestaciones en etapas avanzadas.

Además del desapego a tratamientos para el control de la diabetes, los malos hábitos alimenticios y la genética intervienen en el desarrollo de la nefropatía diabética, indicó el especialista del Seguro Social.

Jalomo Martínez destacó que es de vital importancia que las personas que padecen diabetes, de manera regular se practiquen exámenes de orina en donde sea posible detectar o descartar la presencia de albumina y otras proteínas que puedan sugerir daño renal, lo ideal es practicarse este chequeo semestralmente.

El experto agregó que el Hospital de Especialidades practica hasta 50 biopsias mensualmente para descartar casos de insuficiencia renal en pacientes diabéticos, que son derivados de otros Hospitales de Segundo Nivel del Seguro Social para su confirmación.

También podría gustarte