Exgobernante israelí Shimon Peres sigue sin cambios en hospital

Jerusalén, 17 Sep (Notimex).- El exjefe de Estado de Israel y Premio Nobel de la Paz 1994, Shimon Peres, continúa hoy en condición seria pero estable, sin presentar ningún cambio significativo en su estado, luego que en días pasados sufriera un derrame cerebral masivo.

El expresidente israelí continúa sedado por decisión de los neurocirujanos que lo tratan en el Centro Médico Sheba, cerca de la ciudad de Tel Aviv, quienes tienen previsto realizarle nuevas evaluaciones médicas mañana domingo.

Después de que el equipo de especialistas tenga los resultados de los exámenes, que incluyen tomografías, podrá decidir sobre el curso del tratamiento médico que seguirán con Peres, informó este sábado la oficina del también exprimer ministro de Israel.

Debido a una hemorragia intracranel masiva, Shimon Peres ingresó a Sheba el pasado martes y se le indujo un coma para permitir su descanso. Al día siguiente, se retiró la anestesia y cuando despertó se corroboró que sus funciones cognitivas eran activas.

Los médicos lo volvieron a sedar y decidieron que no realizarían una intervención quirúrgica, pero reiteraron que el estado del reconocido político israelí de 93 años era grave aunque estable, reportó el periódico The Jerusalem Post.

Un neurólogo de alto nivel del Hospital Hadassah Ein Kerem en Jerusalén dijo que era probable que la condición del estadista se haya movido “de aguda a crónica”, lo que significa que ya no está en peligro de muerte, pero habría problemas de salud más prolongados.

“Cuando un hombre sufre una hemorragia masiva, existe un peligro inmediato para la vida. Pero de acuerdo con los informes del hospital, se ha trabajado correctamente y se logró estabilizar su condición”, dijo el doctor Avinoam Reches.

Aclaró, sin embargo, que Peres aún está en peligro, ya que sus principales enemigos ahora son las inevitables infecciones que vienen de una larga hospitalización y el desarrollo de un edema alrededor del hematoma en la cabeza.

Peres, ahora retirado, tuvo una carrera política de 55 años que culminó en un mandato como presidente de Israel entre 2007 y 2014, pero se ha mantenido activo a través de su fundación Centro Peres para la Paz, que promueve la convivencia entre árabes y judíos.

Fue uno de los arquitectos de un acuerdo de paz provisional entre israelíes y palestinos en 1993, conocido como Acuerdos de Oslo, tras lo cual recibió junto con el exprimer ministro Isaac Rabin y el líder palestino Yaser Arafat, el Premio Nobel de la Paz 1994.

También podría gustarte