Exfuncionario kirchnerista escondió 8.5 mdd en un monasterio

Buenos Aires, 14 Jun (Notimex).- Las autoridades de Argentina confirmaron hoy que el exsecretario de Obras Públicas, José López, trató de esconder unos 8.5 millones de dólares en un monasterio, en uno de los casos de corrupción más graves de la historia del país.

La historia tiene tintes surrealistas y parece salida de una novela policial, ya que López, quien fue funcionario de primer nivel durante los 12 años y medio de gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, fue detenido esta madrugada in fraganti en un convento abandonado, gracias a un llamado anónimo.

El monasterio Nuestra Señora de Fátima, ubicado en las afueras de Buenos Aires, fue el lugar elegido por López para esconder la fortuna que llevaba empaquetada en bolsas de plástico y guardada en maletas.

Una llamada anónima a la Policía advirtió de movimientos sospechosos afuera del convento, lo que permitió que un grupo de efectivos se acercara al lugar y descubriera a López, quien también llevaba euros, armas de guerra y relojes de lujo.

Fuentes de la fiscalía a cargo del caso confirmaron que hasta ahora se han contabilizado 8.5 millones de dólares en efectivo, pero el monto puede aumentar porque podrían iniciarse trabajos de excavación en los alrededores del convento para descubrir si había logrado enterrar más dinero previamente.

López fue secretario del ministerio que autorizó las multimillonarias obras públicas durante los gobiernos kirchneristas y su jefe inmediato fue Julio de Vido, uno de los funcionarios más cercanos al matrimonio presidencial y quien también hoy está procesado.

El exfuncionario, quien además es miembro del Parlamento del Mercosur, quedó acusado de lavado de dinero y tenencia de arma de guerra.

El caso provocó una conmoción política porque es una prueba más palpable de la corrupción que envolvió al kirchnerismo y que le ha mostrado a los argentinos imágenes obscenas de fortunas en efectivo.

Este año también se filtraron grabaciones de cámaras de seguridad de una firma financiera en donde un grupo de hombres cuenta millones de dólares para ser depositados en cuentas en el extranjero.

La fortuna pertenecía a Lázaro Báez, uno de los empresarios más enriquecidos durante el kirchnerismo y quien mantuvo millonarios negocios todavía no aclarados con la familia Kirchner y que ya se encuentra detenido.

En medio del escándalo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, consideró que la captura de López “nos llena de asombro por la situación casi de película” y porque “no estamos hablando de una persona menor, estamos hablando del secretario de Obras Públicas de los tres mandatos del kirchnerismo”.

También podría gustarte