Evolución del código de vestimenta en la oficina

A lo largo del tiempo el outfit de oficina se ha adaptado al estilo de vida de cada generación, si bien ya no es necesario acudir de traje al trabajo, salvo algunas excepciones, la formalidad ha quedado de lado; en un ir y venir del ajetreo diario, el atuendo de oficina se transformó notablemente al pasar del código de vestimenta formal al “business casual” e inclusive, al informal.

En la mayoría de las empresas se cuenta con un código de vestimenta que se debe seguir para guardar una identidad corporativa, la realidad es que se ha relajado bastante y sólo habría que remontarse unas cuantas décadas para notar la diferencia, por ejemplo, en la década de los cincuenta los caballeros eran más conservadores, los colores oscuros, los trajes indispensables, las corbatas y los zapatos de vestir todos iguales, no había mucha originalidad y todos parecían fabricados en serie.

Para los años 60´s se notó un cambio importante en los colores pues ahora además de los grises y negros, se usaban colores vivos como el azul cielo o el beige y los pantalones acampanados hicieron su arribo incluso en la oficina; para los 70´s el amarillo, el rojo, el naranja y el blanco se veían en toda clase de prendas masculinas que los caballeros usaban, suéteres, chalecos, pantalones y camisas con estampados estrafalarios no se hicieron esperar, ni los accesorios como pulseras y cinturones masculinos, que también llevaban al trabajo.

De acuerdo al portal elclubdeloscaballeros.com, la moda para hombres en la década de los 80´s se modificó a pasos agigantados porque fue un parteaguas entre el estilo y la psicodelia anterior, el código de vestimenta se renovó con lo que aparecieron los pantalones con pinzas, las playeras y los blazers que se usaban para ir a trabajar, los zapatos se volvieron más cómodos, no sólo se usaron los negros de antaño sino los de color café, y los mocasines sin calcetines, hicieron su entrada en escena.

A partir del año 2000 y a la fecha, en la observación de El Club de los Caballeros se luce con más estilo, la moda masculina incluso en el trabajo se ha vuelto importante y no sólo depende de lo que está “trendy”, sino de “a qué te dedicas” pues no se viste igual un abogado, que un diseñador gráfico, aunque algunas figuras destacadas como Steve Jobs y Mark Zuckerberg han impuesto tendencias para ir a trabajar vestidos de la manera más informal; en la actualidad se puede ser un caballero y vestirse “business casual” para ir a trabajar con estilo.

Información de contacto: www.mypresszone.com.mx

También podría gustarte