Evan Dunfee rechaza continuar reclamo por bronce en 50 km

Río de Janeiro, 19 Ago (Notimex).- El canadiense Evan Dunfee rechazó continuar su reclamo respecto a la medalla de bronce de los 50 kilómetros de marcha varonil de los Juegos Olímpicos Río 2016, que al final fue otorgada al japonés Hirooki Arai.

En un principio, la Federación Canadiense de Atletismo apeló a un contacto del nipón contra el marchista canadiense, que fue factor para que el asiático terminara la competición en el tercer lugar por encima de Dunfee, quien saboreó por momentos el bronce.

Sin embargo, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) atendió la queja de la Federación Japonesa para que Hirooki Arai recuperara la presea de tercer lugar, ya que el organismo asiático explicó que el contacto fue accidental.

Tras la serie de apelaciones, el marchista norteamericano dijo en un comunicado que ya no continuará con su reclamo, a pesar de tener la posibilidad de acudir al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), pero luego de observar videos entendió que el golpe de su compañero de competición fue sin intención.

“Como muchos de ustedes saben, después de la carrera tuve temporalmente la medalla de bronce debido a una descalificación del atleta japonés después de un altercado que tuvimos en torno a los 49 km”, comentó.

Agregó que “después de la carrera, nuestro cuerpo técnico pidió una revisión del video en el momento de la infracción. Después los japoneses, como es su derecho, presentaron un recurso. Esta tarde hemos aprendido que este llamamiento se ha realizado correctamente y que había sido reintegrado a la posición de la medalla de bronce (Hirooki Arai)”.

Luego, el canadiense afirmó que en su poder estaba continuar con la labor de apelación con el TAS, al regresar a su país, pero “tomé la decisión de no apelar, ya que creo que la decisión correcta se definió”.

Consideró que “no mucha gente puede entender el dolor de los atletas que estamos tres horas y media en una carrera tan agotadora. Creo que tanto el atleta japonés y yo nos enredamos. El contacto es parte de nuestro deporte, es bastante común, y no creo que esto fue malicioso o con intención”.

Incluso, añadió, “si una apelación ante el TAS tuviera éxito no habría sido capaz de recibir la medalla con la conciencia tranquila y no es algo de lo que yo hubiera estado orgulloso”.

Con su cuarto lugar en la competición de los 50 km de marcha, afirmó que “voy a dormir bien esta noche, y durante el resto de mi vida, sabiendo que tome la decisión correcta”.

“Por último, gracias a todos los que nos apoyaron a mi compañero Mathieu Bilodeau y a mí. A mis compañeros de equipo y a mis competidores”, expresó.

También podría gustarte