La euforia estalla en Francia por victoria ante Alemania

Por David del Río. Enviado

Marsella, 7 Jul (Notimex).- La euforia estalló esta noche en Francia tras la victoria de la selección gala en la semifinal de la Eurocopa frente a Alemania por dos goles a cero.

En Marsella, donde se jugó el partido, el público del estadio Velodrome gritó a todo pulmón “los azules” durante el juego y al final del partido.

Las calles del puerto sureño se llenaron de fanáticos franceses tocando el claxon de los autos y celebrando principalmente en Puerto Viejo, el centro histórico de la ciudad, con bengalas incluidas.

En la fanzone de Marsella, en la que vieron el juego entre 60 y 70 mil aficionados, la mayoría franceses, el júbilo estalló con los dos goles que marcó Griezmann y luego del silbatazo final del árbitro italiano Nicola Rizzoli.

En la fanzone de la Torre Eiffel de París, en la que se juntaron alrededor de noventa mil personas para ver el juego en pantallas gigantes, los aficionados también estallaron de alegría.

La propia Torre Eiffel lució a la medianoche una iluminación especial con los colores de la bandera francesa para celebrar la clasificación de Francia.

En la Avenida de los Campos Elíseos de París centenares de personas, sobre todo jóvenes, salieron con banderas francesas, gritando “estamos en la final, estamos en la final”.

“Es una bella velada. Hay mucha gente. Es una fiesta”, comentó uno de los jóvenes del grupo.

“Lo importante es encantar al público, darle orgullo, ir hasta el final. Una victoria (en la final) sería todavía algo más bonito”, había declarado antes del juego el presidente francés, Francois Hollande, un gran aficionado al fútbol, y que asistió al estadio para apoyar a su selección.

Tanto el seleccionador francés, Didier Deschamps, como el goleador del partido, el delantero Antoine Griezmann, afirmaron sentirse “muy felices” por la victoria de esta noche y que ha sumido en un momento dulce al equipo y a la sociedad francesa pese a que Francia todavía no ha ganado nada.

También podría gustarte