Estudiante busca controlar enfermedad en cultivos de aguacate

México, 5 Sep (Notimex).- Un estudiante de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) investiga hongos, bacterias y actinomicetos nativos de la entidad que podrían controlar a otros fitopatógenos que afectan las raíces del aguacate, uno de los principales cultivos del sector agrícola en la entidad.

El investigador Mario Orlando Estrada Virgen comentó que en el estado no se había identificado el tipo de hongos nativos que provocan enfermedades de la raíz de este cultivo, ni aquellos que resultarían benéficos como control biológico.

Mencionó que se identificaron dos fitopatógenos en suelos locales: Phytophthora cinnamomi y Fusarium Sp., que no se tenían reportados y que han causado afecciones y pérdidas del cultivo.

“En Nayarit no se tiene reporte de varias enfermedades, pero en otros estados sí hay registros, aquí no hay nada a pesar de que es uno de los principales cultivos; y en 20 sitios de donde sacamos muestras encontramos Fusarium Sp y Pythium”, precisó.

Tras este hallazgo, el trabajo se ha enfocado en localizar los hongos que afectan el sistema radicular del aguacate y los organismos antagonistas de los que provocan enfermedades en el fruto, con la finalidad de utilizarlos en un programa de manejo integrado, agregó.

En entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el especialista definió que busca la cura biológica en el suelo y en el ambiente.

“Hemos encontrado varios antagonistas, como tricodermas, pero también bacterias, y actinomicetos que son los menos estudiados, y los hemos reportado con buena capacidad de combate; tenemos un total de 18 cepas de estos organismos y estamos evaluando cuál es el mejor”, expuso.

Hasta el momento, el investigador de la UAN dijo que el hongo Trichoderma sp. es el que ha demostrado mayor capacidad de combate a los fitopatógenos y será probado en un invernadero con plántula de aguacate.

Manifestó que al concluir esta investigación, será difundida entre productores locales de este fruto comestible, para disminuir el manejo de productos químicos que, se ha detectado, han generado resistencia entre los organismos que afectan el fruto.

Además, puntualizó que con el control biológico disminuirá el gasto de tratamientos, ya que hay aplicaciones químicas que cuestan de 500 a tres mil pesos, y lo biológico, entre 200 y 300 pesos.

También podría gustarte