Esteban Arrangoiz encuentra en el corto libertad y experimentación

* El cineasta egresado del CUEC prepara su primer largometraje

Por Maricruz González May

Mexico, 6 Ago (Notimex).- Contrario a quienes piensan que un cortometraje es el camino hacia un largometraje, el cineasta Esteban Arrangoiz, quien ha participado en festivales de primer nivel con la producción de 16 minutos “El buzo”, opinó que él encuentra en esta manera de hacer cine libertad en el lenguaje y la experimentación.

Y es que afirmó que con base en su experiencia, la gente que ve cortometrajes es mucho más abierta y no quiere que le narren una película.

“Hay mucho más libertad de expresión y eso es muy padre para el corto, al cual concibo como un lenguaje por sí mismo”, expuso en entrevista con Notimex.

Arrangoiz compitió con este material en la Berlinale, donde obtuvo buenas críticas, al igual que en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés), donde se coronó como el Mejor Documental Corto México.

De acuerdo con el egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), hay muchos cineastas que a lo largo de su trayectoria sólo hicieron cortometrajes, como Artavazd Peleshyán, y que son un ejemplo de contar historias de manera corta.

“Yo no necesito de más minutos porque quiero generar preguntas, no probar ‘cosas’, ni enseñar la verdad”, mencionó.

Sobre el aprendizaje que ha adquirido con este trabajo relacionado con Julio César Cu, jefe del equipo de buceo de aguas negras del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), dijo que ha sido el acercarse al personaje y cómo colaborar con él; “creo que aprendí mucho para el siguiente trabajo”, apuntó.

Respecto a esto último, refirió que actualmente edita un cortometraje que es un híbrido entre documental y ficción, y a la par escribe un largometraje, el cual sería su ópera prima en la materia.

“No tengo una temática, aunque muchos dicen que es el agua o la cuestión ecológica, pero no es así, porque uno simplemente encuentra una temática que le llama la atención y es donde te clavas, algo que te apasiona y quieres saber más”, mencionó.

Lo anterior, como en el caso de “El buzo”, que de pronto llegó a sus oídos y quería conocerlo y saber quién era este hombre que llevaba 30 años ahí. “Eso fue lo que me hizo hacer la película, inquietudes que uno tiene”, agregó.

Además de ver los premios como currículum, Arrangoiz se siente muy orgulloso de que la gente vea su trabajo, porque ha tenido la oportunidad de viajar a muchos festivales y le han dado experiencia y aprendizaje.

Los galardones, compartió, “te dan fuerza para seguir haciendo cine, porque no es fácil salir de la escuela, ahí te tienen muy arropadito y al salir a hacer cine uno siente un poco de miedo, pero estos conocimientos te dan un poco de empuje y seguridad, aunque no garantiza nada”.

También podría gustarte