Estado Islámico cometió genocidio contra los yazidíes: ONU

Damasco, 16 Jun (Notimex).- El Estado Islámico (EI) ha cometido genocidio contra la comunidad yazidí en Siria, denunció hoy la Comisión de Investigación de la ONU sobre las atrocidades perpetradas por ese grupo en el país árabe.

Los yihadistas de EI también cometieron “múltiples” crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra contra los yazidíes, “muchos de ellos aún cautivos en Siria donde son sometidos a los más inimaginables horrores”, según la Comisión.

EI busca destruir a ese grupo étnico-religioso de 400 mil personas mediante asesinatos, esclavitud sexual y otros delitos, denunció este jueves el equipo de investigadores de la ONU.

“El genocidio de los yazidíes continúa”, afirmaron los investigadores independientes por lo que pidieron al Consejo de Seguridad de la ONU que remita este caso al Tribunal Penal Internacional (TPI) para que sea procesado.

Instaron a las grandes potencias a que rescaten a las al menos dos mil 300 mujeres y niñas que siguen retenidas por el grupo terrorista.

Sostuvo que EI utiliza a las mujeres como esclavas sexuales y adoctrina a los menores como militantes del grupo yihadista para utilizarlos en combate.

La Comisión de Investigación de la ONU constata en su informe que “miles” de niños y hombres de la comunidad han desaparecido.

Los yazidíes son una comunidad étnico religiosa kurda asentada en el norte de Irak y de Siria desde hace milenios.

El informe se centra exclusivamente en las atrocidades cometidas en Siria por el EI y está basado en 45 entrevistas con supervivientes, líderes religiosos, contrabandistas, activistas, abogados, personal médico y periodistas.

La Comisión documenta cómo los niños yazidíes han sido separados de sus familias para ser criados lejos de su comunidad, sus valores y su religión, con el objetivo de arrebatarles su identidad.

“Las declaraciones públicas y la conducta de los combatientes del EI demuestran claramente que quería destruir a los yazidíes de Sinyar, donde se encuentra la mayoría de la población yazidí del mundo”.

El pasado enero un informe publicado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y por la Misión de la ONU en ese país (UNAMI) alertó de que las violaciones cometidas por el grupo terrorista en Irak constituían un “posible genocidio”.

En la actualidad, se estima en unas 500 mil personas en Irak, además de otras 200 mil repartidas por el resto del mundo, según la Organización por los Derechos Humanos de los Yazidíes.

Son una comunidad que vive mayoritariamente en la provincia de Nínive, en el norte de Irak, en las regiones de Jabal Sinyar y Shaija, siendo su epicentro la ciudad de Mosul. También hay yazidíes en algunas zonas de Irán, Turquía y Siria.

El Estado Islámico declaró un califato a finales de julio de 2014 y, desde entonces, se está dedicando a expulsar a las religiones minoritarias de la zona por considerarlos infieles, además de amenazarlos de muerte por no convertirse al Islam.

Ésto ha provocado que los yazidíes se hayan refugiado en las montañas de Sinyar, en las cuales se encontrarían entre 35 mil y 50 mil personas, según la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).