Esquivel, incrédula por ganar medalla de plata en Mundial de Atletismo

México, 25 Jul (Notimex).- Pasaron más de 24 horas que subió al podio y vio ondear la bandera tricolor en el estadio Zawisza de Bydgoszcz, Polonia, y la queretana Ximena Lizbeth Esquivel todavía está incrédula en que es subcampeona del mundo en salto de altura.

Ella regresó a la capital del país procedente del Campeonato Mundial de Atletismo sub 20 llena de alegría, sonriente y acompañada de su medalla de plata, la cual es histórica porque es la primera de México en estas lides en pruebas de campo.

“Estaba preparada mentalmente y lista para darlo todo. Sí sentí nervios, pero no negativos, sino de los buenos”, expresó a su llegada al aeropuerto capitalino, acompañada de otros participantes y del presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA), Antonio Lozano.

Una debilidad es su baja estatura, un metro con 76 centímetros, a lo cual se sobrepone con una gran potencia en piernas para haber rebasado el 1.89 que le dio la medalla de plata y soñar con grandes éxitos.

“Trabajo tres días de gimnasio y seis de pista y por mi estatura me ponen cosas específicas para mi potencias”, compartió.

Ahora, con un gran futuro por delante, dijo que “mi gran meta es los Juegos Olímpicos de Tokio y con una marca estable de 1.95 metros”, lo cual le ayudaría a tener una mayor elevación durante la justa.

Después del largo viaje, porque luego de competir, subir al podio y recibir la medalla de plata, se fue al hotel a preparar la maleta para desde temprana hora emprender el regreso al país, pero pese a todo siempre exhibió una gran sonrisa.

“Anoche no pude dormir bien por el viaje y también porque no podía creer que había quedado en segundo, porque no me imaginé que iba a quedar con la medalla de plata, porque había dos competidoras con mejor marca personal que yo. Me imaginé que iba a quedar en tercer lugar”, compartió.

También podría gustarte