Especialistas usan tecnología para restaurar arte sacro en Nayarit

México, 1 Ago (Notimex).- La delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nayarit realiza un censo y restauración del arte sacro en la entidad con herramientas tecnológicas e investigaciones históricas.

El proyecto se realiza a través del área de Conservación de Bienes Culturales con técnicas científicas, artísticas y tecnologías, como radiografías y tomografías, explicó el restaurador de la delegación INAH Nayarit, Daniel Gallo Arana.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el especialista refirió que para el estudio de cerámicas arqueológicas de gran formato se emplea en Nayarit desde hace algunos años técnicas radiográficas para descubrir los deterioros ocultos.

Las radiografías, indicó el especialista, son de gran ayuda porque aportan una imagen bidimensional, pero dificultan la identificación de secciones integrales dañadas.

Galla Arana anunció que pronto se incluirá al listado de tecnologías el uso de tomógrafos axiales y técnicas endoscópicas que contribuirán a conocer el estado integral que guardan las piezas arqueológicas del estado que permanecen bajo resguardo del Museo Regional de Nayarit.

“Con estas técnicas se pueden identificar secciones internas y externas del objeto, dándonos una imagen en tres dimensiones para ubicar con certeza posibles daños, así como detalles de la manufactura de las piezas”, dijo el conservador.

“A partir del resultado realizamos una propuesta de restauración mesurada y acotada a las necesidades particulares de los objetos”, añadió.

Otra de las actividades que realizan los conservadores en el Museo Regional de Nayarit es el uso de estudios químicos, como las pruebas de manganeso (Mn), que es un metal de muy fácil oxidación y que en piezas cerámicas se encuentra en forma de manchas negras.

Las manchas negras se forman sobre la superficie de la cerámica en los contextos de enterramiento del cual proceden, las cuales se convierten en parte inherente de las cerámicas haciéndolas casi imposibles de remover, explicó el especialista.

“Las manchas negras son comunes de la cerámica del occidente mexicano, y es un deterioro particular de esta región donde se comparte la tradición de tumbas de tiro”, apuntó Galla Arana.

“En las piezas se presenta por una acción biológica porque algunas bacterias fijan a la superficie de la pieza el manganeso mineral disuelto en el agua o en el material cerámico, y no se pueden eliminar sin hacer daño a los objetos”, añadió.

Con este tipo de técnicas se puede saber si una pieza es falsa o auténtica, porque las falsificaciones son en general moteadas con pintura que se puede disolver con facilidad con agua u otro tipo de solvente, mientras que el manganeso es insoluble y presenta características físicas particulares, puntualizó.

Gallo Arana comentó que la restauración de bienes requiere de un proceso metodológico que implica el uso de conocimientos manuales, químicos, históricos y artísticos, que a partir de criterios éticos generen una propuesta integral que abone y garantice la conservación de los objetos a corto, mediano y largo plazo.

También podría gustarte