Especialistas del INAH restauran óleo de misión de la Mesa del Nayar

México, 13 Jul (Notimex).- Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) intervinieron un óleo sobre tela de la Santísima Trinidad que formó parte del retablo principal de la misión de la Mesa del Nayar, en Nayarit, así como esculturas de la localidad.

Estos trabajos se realizan en el Proyecto de Conservación y Restauración de Bienes Muebles e Inmuebles por Destino de Comunidades Rurales del Norte y Occidente de México, que está a cargo de la restauradora Renata Schneider, informó el INAH.

La encargada explicó que previo a los trabajos de restauración se lleva a cabo un “estudio minucioso de las formas de culto que se le profesan a las mismas, para que los trabajos sean acordes con su uso y no interfiera en su veneración, y a la vez se posibilite alargar la vida de los objetos restaurados”.

El óleo de la Santísima Trinidad, dos Cristos, un par de Niños Dios y un conjunto de esculturas de san José y de las vírgenes Dolorosa, de la Asunción y de Loreto, ésta última conocida localmente como La Virgen Natividad, se trabajaron en la primera temporada del proyecto en 2015.

El cuadro, que mide 1.40 metros por dos metros, fue reentelado con la técnica llamada “holandés”, la cual consiste en la colocación de un soporte de lino en la parte posterior que se plancha con cera resina, limpiado previamente para que se adhiriera el material.

También se colocó un nuevo bastidor y finalmente se efectuó una reintegración cromática con la técnica de tratteggio; para la procesión que se realiza en la localidad se utiliza una escultura de menor tamaño que representa a Dios Padre que carga a Cristo flagelado.

Las esculturas que datan de los siglos XVIII, XIX y XX, así como varias de los periodos jesuitas y franciscanos, y otras procedentes de comunidades de la región, contaban con daños menores causados por su manipulación y uso.

Por tal motivo se trabajó en su estabilización; mientras que otras que estaban dañadas fueron objeto de intervenciones complejas y delicadas.

La segunda etapa del proyecto, que se realizó de mayo a junio, constó en el inventario de bienes muebles del Templo de la Santísima Trinidad.

Finalmente, se entregó una copia del registro a la comunidad y otra al Centro INAH Nayarit, instancia que ha colaborado en la conservación de las imágenes.

También podría gustarte