Especialista destaca retos que enfrentan cuencas hídricas

Por Juan Matú, corresponsal, y Alberto Ojeda, enviado

Mérida, 2 Jun (Notimex).- Los principales retos que enfrentan las cuencas hídricas en el mundo son el crecimiento de la población, la demanda energética y la adaptación al cambio climático, coincidieron participantes en la X Asamblea General Mundial de la Red Internacional de Organismos de Cuenca.

En rueda de prensa el secretario general de RIOC 2016, Jean-Franciscois Donzier, señaló que ante estas problemáticas es necesario organizar la gestión del agua a nivel de las cuencas.

Destacó como caso particular el cambio climático, cuya primera víctima sería el agua. Por ello “debemos actuar rápidamente para que en dos a tres décadas como máximo se puedan enfrentar estos cambios”, dijo.

Es claro, apuntó, que el cambio climático se va a traducir en un aumento en los fenómenos extremos de sequía e inundaciones en todos los países del mundo, y la solución para esto en general pasa por una mejor gestión de cuenca.

La cuenca es el territorio natural donde el agua fluye de las montañas al mar, por lo que se hace necesaria la organización para recopilar e intercambiar todos los indicadores al respecto, compartir sus experiencias y prepararnos para el futuro.

“Preparación que pasa por planes maestros, así como por intercambio información, financiamiento de programas, porque las inversiones serán enormes a nivel mundial y por cada cuenca y en cada país”.

Donzier aseveró que es necesario asumir acciones puntuales como reformar los sistemas de información de datos, con indicadores específicos como disposición del agua, fluctuación del clima, movilidad de los ciudadanos, entre otros.

El también especialista en cuencas hídricas advirtió que otro de los retos mundiales que enfrenta el agua es una ineficaz distribución tanto para consumo humano como para actividades productivas como la agricultura.

En las ciudades criticó que las redes de agua potable tienen fugas de 20 a 50 por ciento y “no podemos continuar de esta manera. Es urgente mejorar la eficiencia de estas redes en todas las ciudades del mundo”.

Lo mismo pasa con los sistemas de riego, necesitan de innovación, se necesita de prácticas agrícolas que utilicen menos agua para producir mejores alimentos y productos agropecuarios.

Para tener éxito, dijo, es necesario involucrar a las poblaciones y los sectores económicos en la gestión del agua, pues una política no puede ser exitosa sin la opinión del sector agrícola, el energético o el turismo.

También podría gustarte