España asegura que Iberoamérica consolida su propio modelo cultural

Por Edelmiro Franco. Enviado

Cartagena, 22 May (Notimex).- El secretario de Cultura de España, José María Lassalle, aseguró que Iberoamérica ha consolidado un modelo cultural regional con los aportes de los diferentes países miembros de este sistema de integración.

En 25 años de cumbres iberoamericanas, se acumulan experiencias “que se ha venido consolidando en la materialización de una serie de proyectos que abarca todo lo cultural y que se pueden denominar como una política cultural a nivel nacional, estatal y comunitaria”, sostuvo en entrevista con Notimex.

Lassalle encabezó la delegación de España en la Conferencia de Ministros de Cultura que se realizó esta semana en esta ciudad del Caribe colombiano y en la que estableció un mecanismo dinámico de cooperación e intercambio de proyectos culturales.

“Es una ventaja competitiva extraordinaria” con respecto a otros ámbitos culturales como los de Europa que compiten con Iberoamérica, pero en el “ámbito europeo es mucho más fragmentario” en lenguas, conocimientos, y valores.

En Iberoamérica por el contrario se tiene una cohesión al “tener una lengua compartida, unos conocimientos, unos valores profundamente arraigados”.

Ahora se puede plantear que en Iberoamérica hay una arquitectura cultural más definitiva e institucionalizada, a partir de experiencias acumuladas en cada uno de los países de la región”, refirió.

“Lo que no se puede poner en duda es que compartimos una lengua y de ahí valores y una experiencia sensitiva y simbólica que otras comunidades no tienen”, precisó.

La lengua tiene un valor que ”permite ahorrar tiempo en las transacciones comerciales, a través de la agenda digital desarrollar modelos de negocios competitivos y muy activos en el ámbito de las redes”.

“Hay unas oportunidades a futuro para el conjunto de la comunidad Iberoamericana extraordinarias, si somos capaces de ver el valor de rentabilidad que tiene la cultura”, planteó Lassalle.

El ministro de Cultura de España, reiteró que en estos 25 años, se ha dado un proceso de “consolidación progresivo de un proyecto con un balance positivo que ha conseguido armar el corazón de la comunidad Iberoamericana que es la cultura”.

“La lengua española nos hace compartir un remanente de valores, de experiencias, de símbolos, de capacidad de comunicación que probablemente ninguna comunidad cultural a escala global puede ofrecer tanta intensidad como el mundo Iberoamericano”.

Además la cultura Iberoamericana “está muy prendida al corazón y eso ha hecho que estos 25 años hayan sido una progresiva consolidación, a través de los programas desarrollados”.

Lassalle cree que a través de estas las iniciativa, Iberoamérica está preparada para asumir una experiencia más profunda como es la Carta de Derechos Culturales, que se aprobó en Montevideo, que permitirá un mayor y mejor horizonte del alcanzado en estos 25 años de experiencia Iberoamericana.