Escritor aborda exilio sudamericano en “La casa inundada”

* Presentará la novela el 19 de julio en Casa del Poeta “Ramón López Velarde”

México, 11 Jul (Notimex).- Convencido de que la literatura tiene posibilidades terapéuticas pero tiene ciertos límites, el escritor mexicano José Mariano Leyva presentó “La casa inundada”, una historia con vaivenes, cuya reconstrucción es a partir de la memoria: falaz, como cualquier recuerdo.

En entrevista para Notimex, el autor aseguró que se trata de su más reciente trabajo literario que versa sobre una época poco peculiar en México: el exilio sudamericano que comprende Argentina, Chile y Uruguay y que es la infancia que él pasó.

Cuenta que fue su padrastro de origen argentino de quien extrajo toda una serie de historias que llevó a esta novela editada por Random House.

“Es hablar de un momento convulso muy complicado y que tiene que ver con ese exilio muy doloroso. La gente llegaba a México, luego de haber vivido torturas terribles y de pronto, estaban aquí para intentar sanarse y cambiar de vida. Pero las historias que conocemos al respecto son muchas y están narradas desde el punto de vista de adultos.

“Se nos olvida que había una serie de niños que lo vivían diferente, es una novela que expugna esos recuerdos y que está hecha de manera íntima, porque muchas de las cosas que hablo ahí sucedieron, no todas; entonces se presenta como un recuento, una forma de llegar al pasado e intentar reconciliarse con ese pasado”, explicó.

En “La casa inundada”, texto que se presentará el próximo 19 de julio en la Casa del Poeta “Ramón López Velarde”, transcurre en la voz de un niño que se va explicando para reconocerse en el hombre que ahora se encuentra en un estadio de desesperación. Una historia que nos explica por qué somos como somos.

“Me tocó la parte de Argentina y Chile, mi padrastro era argentino y de pronto, recordaba que en la colonia Roma había una casa a la que iba como si fuera escuela, tomaba clases y me quedaba a comer.

“Recuerdo que había tres niños muy agresivos que le pegaban a todo el mundo, y años después, en una reunión llegó una de las maestras a esa casa y le pregunté sobre ese lugar, qué era. Y al final me entero que se trataba de un sitio donde llegaban los niños, y cuyos padres habían matado o desaparecido en México y que pagaba la comunidad sudamericana en México”, señaló.

Los niños, detalló el autor, me entero que eran nicaragüenses que a sus padres los torturaron hasta matarlos en frente de ellos, entonces esa es la realidad que me tocaba.

Las historias en la novela, agregó, están contadas a partir de un hombre vacío como adulto y que comienza a preguntarse cómo es que llegó al sitio donde se encuentra.

En el texto se cuenta que Mario despierta y se encuentra en una habitación de hotel con una mujer de la que no recuerda ni el nombre. Decide abandonarla ahí, salir por la puerta trasera y subir hasta una montaña.

Mientras intenta reconstruir sus últimos días, una mantis religiosa se posa en su pierna: es su magdalena. A partir de ese momento se detona el regreso al pasado y empieza a recordar su infancia, sus inquietudes emocionales, su particular construcción del mundo.

La relación tan cercana con su hermana, los primeros años en un entorno del exilio sudamericano, su primer amor, la separación familiar, el éxodo de sobrevivencia y la pérdida del padre.

Asegura que escribió la novela por necesidad y sobre todo para regresar a un momento, “no que sea olvidado, sino porque es importante verlo desde el punto de vista de los niños”.

“Como historiadores siempre regresamos al mismo sitio para sacar información y no porque la anterior sea incorrecta, sino porque siempre tener muchas visiones enriquece y en este caso con la novela, lo que sucede es que se arma una especie de mosaico sentimental de los niños de ese momento y que yo recuerdo que no hay.

“No busco una verdad, sino reflejar las impresiones de distintos actores que estuvieron presentes”, concluyó el autor. quien con este libro no exorcizó sus miedos, solo refleja la parte de contar lo que sucedió.

También podría gustarte