La enseñanza y el aprendizaje basados en conceptos del Bachillerato In

La enseñanza y el aprendizaje basados en conceptos del Bachillerato Internacional, prepara a los ciudadanos del futuro

Un pensamiento y una comprensión más profundos por parte de los alumnos es el resultado de la enseñanza basada en conceptos

Es bien sabido que actualmente es posible acceder a todo tipo de información con sólo un clic en la computadora por lo que el tiempo dedicado a tomar clase ya no debería utilizarse para memorizar información, sino para pensar y aplicar los conocimientos adquiridos tanto a nivel de los datos como al de los conceptos. Por esto la enseñanza y el aprendizaje basados en conceptos de los programas del Bachillerato Internacional (IB) se fundan en el pensamiento profundo con conocimientos fácticos y conceptos para comunicar ideas y resolver problemas; en la transferencia de conocimientos entre diversos contextos globales y situaciones, y en la apreciación de patrones y conexiones entre conceptos, ideas y situaciones, los cuales son cada vez más demandados en los entornos globales.

De acuerdo con Anderson, L.W. y Krathwohl, D. R. en su libro A Taxonomy for Teaching, Learning and Assessing: A Revision of Bloom’s Taxonomy of Educational Objectives, “al separar el conocimiento fáctico del conocimiento conceptual, subrayamos la necesidad de que los educadores enseñen con miras a lograr una comprensión profunda del conocimiento conceptual y no solo recordar fragmentos y conocimientos fácticos aislados”.

Por ello, los programas del Bachillerato Internacional (IB) han sido establecidos bajo conceptos para garantizar que los alumnos desarrollen la amplitud y la profundidad de la comprensión conceptual. De esta forma se tiene:

•El Programa de la Escuela Primaria (PEP) donde se abordan temas transdisciplinarios (por ejemplo: “quiénes somos” o “cómo funciona el mundo”) a fin de preparar a los alumnos para que sean activos, solidarios y adopten una actitud de aprendizaje durante toda la vida.

•El Programa de los Años Intermedios (PAI) que alienta a los alumnos a establecer conexiones prácticas entre sus estudios y el mundo real.

•El Programa del Diploma (PD) cuyo objetivo es formar alumnos que logren amplitud y profundidad en sus conocimientos mientras crecen física, intelectual, emocional y éticamente. Aquí es valorado el pensamiento crítico y la comprensión conceptual del alumno por lo que se le estimula para pensar más allá de los datos, al analizar cuestiones complejas en las investigaciones interdisciplinarias. Además, deben planificar, investigar, redactar y defender de manera independiente una pregunta significativa perteneciente a una de las áreas disciplinarias.

La coordinación de la terminología en los diferentes niveles de los programas del IB y la articulación de las ideas centrales y de apoyo utilizando conceptos clave y relacionados en los tres niveles del IB, puede proporcionar la estructura para un esquema de enseñanza basado en conceptos continuo y coherente.

De esta forma, un modelo basado en conceptos requiere de elementos fundamentales como: el entendimiento intercultural y la mentalidad internacional, la capacidad de transferir conocimiento, y un modelo intelectual riguroso que sea atrayente y motivador desde el punto de vista emocional.

Beneficios que obtienen los alumnos

Los alumnos de los programas del IB se vuelven indagadores, pensadores y buenos comunicadores, es así que los principales beneficios que obtienen son:

•Pensamiento: el alumno adquiere y aplica habilidades de pensamiento conceptual, crítico, creativo y reflexivo.

•Entendimiento intercultural: el alumno desarrolla el entendimiento intercultural y la mentalidad internacional mediante la transferencia conceptual.

•Motivación para el aprendizaje: la participación intelectual y emocional del alumno se vuelven esenciales para enriquecer su aprendizaje.

•Fluidez lingüística: el alumno incrementa la fluidez manejada en las lenguas de las culturas y los lenguajes de las disciplinas.

Conforme al estudio Concept-based teaching and learning, de la autora estadounidense H. Lynn Erickson, quién ha colaborado con el IB, “muchos países lamentan el escaso progreso académico de sus estudiantes debido a que los gobiernos generalmente se enfocan en aumentar el número de objetivos para garantizar que se cubran todos los temas y aumentan la cantidad de exámenes para asegurarse de que el currículo se enseñe como se establece. Sin embargo, esta enseñanza se centra en el contenido y no en el desarrollo integral –social, emocional, intelectual y físico– del alumno, lo cual es un grave error”.

Por esta razón es que los programas del IB buscan preparar a los ciudadanos del futuro para que vivan, aprendan y trabajen en entornos globales y para que sepan abordar las cuestiones y los problemas complejos que sin duda surgirán. De esta forma, los educadores entusiastas de la comunidad del IB continuarán desarrollando una comprensión común respecto al currículo y la pedagogía para mantener ese rumbo.

El Bachillerato Internacional (IB) es una fundación educativa sin ánimo de lucro instaurada en 1968, que ofrece cuatro programas de educación internacional de gran prestigio, los cuales tienen como objetivo desarrollar las habilidades intelectuales, personales, emocionales y sociales que los alumnos necesitan para vivir, aprender y trabajar en un mundo cada vez más globalizado.

A lo largo de los años, el IB ha conseguido forjarse un sólido prestigio en materia de calidad de enseñanza, liderazgo pedagógico y logros de los alumnos, ya que colaboran con colegios, gobiernos y organizaciones internacionales para crear y desarrollar programas de educación internacional exigentes y métodos de evaluación rigurosos.

También podría gustarte