Enseñan a niños de entre 6 y 11 años a reescribir su memoria

México, 11 Jul (Notimex).- Dirigido a público infantil de entre 6 y 10 años, el Laboratorio Arte Alameda diseñó el taller “Bitácora al azar”, que tuvo su primera sesión el pasado sábado y tendrá la segunda el próximo 23 de este mes, de 10:00 a 14:00 horas.

En el taller, que es parte de las actividades paralelas de la exposición “Memorias imborrables. una mirada histórica sobre la Colección Videobrasil”, los pequeños se dedican a reescribir su memoria.

Leslie García, titular de Servicios Educativos del recinto adscrito al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), destacó que la idea es que los participantes realicen un registro de las actividades del Laboratorio vinculadas con la muestra, en las bitácoras que se les proporcionan.

De esta manera, puedan intercambiar recuerdos cotidianos y desarrollar estrategias sobre cómo hacerlos presentes, con lo que se volverán narradores de su propia historia.

El taller, dijo, incluye recorridos por la exposición “Memorias imborrables”, así como diversas actividades, como rallies o encontrar objetos escondidos dentro del museo.

“Los temas que se abordarán en la próximas sesiones serán el tiempo y el objeto, los cuales han sido experimentados por los niños en la escuela y en la vida cotidiana, pero aquí lo realizamos con la estrategia pedagógica del juego. Esto les aporta mucho, ya que pueden contextualizar mejor todos esos temas abstractos de una manera significativa”, abundó la también artista.

Recordó que parte de la vocación del LAA es la extensión académica y toda la pedagogía disruptiva que lleva a cabo, pues no sólo es un espacio de exhibición sino de constante investigación y formación.

“Cuando hablamos de nuestro público infantil, nuestros pequeños visitantes se están formando en temas complejos que tienen que ver con la ciencia, la tecnología y el arte”, señaló García, quien recordó que el costo de recuperación de los talleres es de 50 pesos y el número de participantes es de 10 personas.

También podría gustarte