Enciclomedia deja fraude de 323 mdp a SEP y Hacienda

Siguen vigentes las investigaciones en caso Enciclomedia.

Foto: Vanguardia

  • Redacción Starmedia

    México, DF
 

Cuando el escritor Jaime Labastida pidió a Enrique Peña Nieto que investigara a fondo el fraude pedagógico de Enciclomedia, a principio de abril, en el foro nacional “México Con Educación de Calidad para Todos”, jamás imaginó que detrás del programa emprendido en el sexenio de Vicente Fox por la Secretaría de Educación Pública (SEP) estaría un nuevo escándalo millonario, por 323 millones de pesos; algunos lo comparan ya con el caso de Oceanografía.

A principios de esta semana, la Procuraduría Fiscal denunció al empresario Ricardo Orrantia Cantú, dueño de Grupo Altavista, quien, a través de su empresa Integradores de Tecnología, It Arrendadora e Interconecta, habría defraudado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) por 223 millones de pesos.

El monto tiene como referencia servicios que jamás prestaron a la SEP. Es decir, se proporcionaron comprobantes de pagos a los supuestos proveedores, los cuales son empresas que pertenecen a Grupo Altavista, es decir, simulaciones de contratos por supuestos bienes y servicios. Asimismo, Orrantía habría alterado registros contables y falsificado documentos de contribuciones fiscales.

Tras la auditoría que inició el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y encontrar dichas irregularidades, se decidió notificar a la PGR para que, a través de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Fiscales y Financieros, iniciara las pesquisas correspondientes que se derivaron en la averiguación previa UEIDFF/M08/51/2013.

Caso Enciclomedia deja otros 100 millones pendientes

Además de esta acusación, Orrantia Cantú y Javier Cordero, director de Oracle México, están bajo la lupa por otro caso de fraude, de 100 millones de pesos. La Auditoria Superior de la Federación exigió, desde 2012, la devolución de dicha cantidad que se cobró a la SEP por el pago de insumos para  27 mil 466 impresoras a lo largo de cinco años, que jamás entregaron, según afirma Julio Brito, del diario Crónica.

El vínculo de Cordero Torres está en su papel de proovedor de Grupo Altavista, por lo cual la firma Oracle Corporation, con sede en California, podría iniciar una auditoría interna a su subsidiaria en México, donde se conocerían detalles de los materiales y precios que se vendieron o desnudar un turbio negocio.

Si te interesa estar informado de lo más relevante de la actualidad, así como de la Ciencia y Tecnología, sigue en tu móvil al Canal de Noticias en su cuenta oficial de Twitter @NoticiasStarmediaMX.