En Perú, plan de gobierno de Kuczynski tiene cuatro ejes centrales

Por Julio Wright. Enviado

Lima, 4 Jun (Notimex).- El plan de gobierno del candidato presidencial centroderechista peruano Pedro Pablo Kuczynski tiene cuatro ejes centrales: seguridad ciudadana, dinamismo económico, lucha contra la corrupción e inversión social.

Kuczynski, quien disputará la Presidencia del Perú este domingo frente a la derechista Keiko Fujimori, centró su plan de gobierno en los aspectos que las encuestas identifican como las principales preocupaciones de los habitantes de este país sudamericano.

En materia de seguridad ciudadana, el economista, conocido como “PPK”, planteó que “sin seguridad no hay inversión y no prospera el bienestar y la actividad económica y social”, al destacar que el 80 por ciento de los delitos se cometen en 138 de los mil 850 distritos del país.

Indicó que hay desconfianza en la policía y el sistema judicial y las prisiones “son escuelas del crimen en vez de (…) centros de rehabilitación. La mayoría de los inquilinos de las cárceles son jóvenes con educación deficiente y sin perspectivas económicas claras”.

Junto con cambios al sistema judicial y al sistema penitenciario, “PPK” propuso “refundar la policía, sacando a los malos elementos, entrenando al personal y mejorando sus remuneraciones, la infraestructura y la logística”.

Además, planteó crear el programa “Barrio Seguro”, con un cuerpo de “policía comunitaria cercana a la población, concentrando los recursos en las comisarías para que puedan atender las demandas de seguridad de las familias”.

En materia económica, el candidato presidencial afirmó: “necesitamos restablecer el dinamismo de nuestra economía. Sin una economía próspera no se puede reducir la pobreza, flagelo que afecta aún hoy a casi la cuarta parte de nuestra población”.

“Sin una economía dinámica los jóvenes no pueden encontrar trabajos bien remunerados y con un futuro estable. El dinamismo de la economía será una prioridad fundamental para el gobierno de Peruanos Por el Kambio”, enfatizó Kuczynski.

Recordó que “Perú ha sido golpeado por la desaceleración de economías vinculadas a la de China, la caída de precios de minerales y por el inminente aumento de tasas de interés en Estados Unidos”.

Asimismo, resaltó que las exportaciones peruanas cayeron de 42 mil millones de dólares en 2013 a 33 mil millones de dólares el año pasado.

“Nuestro plan de reactivación tiene como objetivo estimular la economía en base a las fuentes de demanda interna”, detalló el abanderado de Peruanos Por el Kambio, quien agregó: “necesitamos diversificar de manera directa y concreta nuestra canasta exportable”.

Además, “se requerirá un decidido apoyo gubernamental en inversiones básicas de infraestructura, tales como aeropuertos, puertos, proyectos de riego y carreteras: la mayoría de estos proyectos ya están aprobados, pero requieren agilización de trámites”, planteó.

“PPK” planteó reducir las trabas burocráticas y citó el caso de una inversión en una mina grande, la cual hace 15 años requería nueve permisos gubernamentales mientras que hoy necesita al menos 200.

“El Perú está muy rezagado en infraestructura y proponemos un mayor estímulo a esa inversión para estimular la economía y elevar nuestro crecimiento económico a corto y largo plazo”, acotó el político al explicar su programa.

Kuczynski indicó que en el primer día de su eventual gobierno aumentará el sueldo mínimo vital mensual de 750 a 850 soles (de 227 a 257 dólares) y además tendrá un régimen especial impositivo para las pequeñas empresas que entren a la formalidad legal.

Puntualizó que las reformas propuestas permitirán crear 600 mil empleos por año, es decir, tres millones de puestos de trabajo en sus eventuales cinco años de gobierno.

Respecto a la lucha contra la corrupción, Kuczynski señaló: “nuestro aparato gubernamental, demasiado complicado y poco efectivo, favorece la corrupción. Tenemos que implementar reformas que realmente terminen de raíz con la corrupción e impunidad”.

“Diversos aspectos han contribuido a la crisis de creciente corrupción en el Perú: la politización de la justicia, el crecimiento del negocio de la droga, el exceso de trámites y la consiguiente informalidad y la evasión tributaria masiva”, dijo.

Kuczynski reveló que sólo hay 450 mil que pagan en forma regular sus impuestos de los 7.5 millones de contribuyentes registrados.

Planteó reformar el Poder Judicial, “modernizándolo y haciéndolo más competitivo”, y apoyar a las zonas más pobres del país, donde florece el cultivo de la coca y de la amapola por falta de otras alternativas económicas viables.

Apuntó que “se apoyará con crédito y tecnología a los nuevos emprendimientos en café orgánico, cacao, frutales y otras nuevas actividades agroindustriales en estas zonas”.

“El Banco Agrario se reformará para que tenga contacto más directo y efectivo con asociaciones de productores”, precisó el candidato.

Por último, calificó a la inversión social como “fundamental para que se reduzca la gran desigualdad de ingresos que aún existe en el Perú, contrastando grupos socioeconómicos que viven como en países avanzados con una gran mayoría que todavía carece de servicios básicos”.

“Perú sigue siendo un país de grandes desigualdades, con una población de siete millones (…) sin servicios ni ingresos básicos. Esta injusta situación no sólo crea conflictos sociales sino que también disminuye nuestro potencial económico”, enfatizó Kuczynski.

También podría gustarte