Embarazo amenaza a niñas en la Ciudad de México, afirma asambleísta

México, 11 Oct (Notimex).- De los ocho mil casos de adolescentes embarazadas, registrados por la Secretaría de Salud local en 2014, casi la totalidad son jóvenes de entre 15 y 19 años de edad, de ahí la importancia de fomentar la educación sexual en las escuelas, dijo la diputada local Elizabeth Mateos Hernández.

En el marco del Día Internacional de la Niña, la presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Asamblea Legislativa añadió que las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero registraron el mayor número de nacimientos de madres adolescentes.

El Estudio del Embarazo en Adolescentes en la Ciudad de México, desde un enfoque de género 2005-2014, del Consejo de Evaluación para el Desarrollo Social capitalino, revela en la mitad de las adolescentes embarazadas prevalece la baja escolaridad, expuso.

La también vocera del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) refirió que 50 por ciento de las embarazadas apenas terminó la secundaria, y 43.3 por ciento dejó de estudiar; 63 por ciento vive en unión libre y 8.6 por ciento está casada.

En cuanto a la atención, indicó que 86.2 por ciento de las adolescentes respondió que acudió al Centro de Salud en el primer trimestre de su embarazo.

Sin embargo, los datos del estudio indicaron un bajo número de consultas prenatales, ya que 89.7 por ciento aceptó que solo acudió a una y tres por ciento fue a dos o más.

Mateos Hernández aseveró que el embarazo en edades tempranas es un fenómeno que sigue amenazando a las niñas mexicanas, por ello es necesario ofrecer más educación sexual en las escuelas de nivel básico.

Refirió que especialistas han señalado que el despertar sexual puede iniciar entre los 12 y 13 años de edad, por lo que necesitan recibir la información adecuada para ejercer sus derechos sexuales y reproductivos sin complicaciones.

“Hay que llevar a las escuelas, a los salones de clase, más información sobre salud sexual y reproductiva; en la educación básica es donde se puede incidir positivamente, porque se está previniendo. Esa es la propuesta en la que estaremos trabajando próximamente”, sostuvo.

“El problema real es que los embarazos tempranos, en menores de edad, traen un sin fin de consecuencias, porque las niñas no están preparadas ni física ni mentalmente para ser madres”, puntualizó la asambleísta.

También podría gustarte