Ejecutivo entrega paquete económico responsable y realista: Meade

México, 8 Sep (Notimex).- El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade Kuribreña, destacó que el paquete económico 2017, que el Ejecutivo entregó este jueves al Legislativo, es responsable, realista y con alta sensibilidad social.

Durante un mensaje en la Cámara de Diputados, precisó que el presupuesto presenta un ajuste al gasto programable por 239.7 mil millones de pesos, sobre todo en ramos administrativos.

“Estoy convencido de que el ajuste propuesto es consistente y atiende las prioridades y las preocupaciones de la sociedad”, argumentó.

Destacó que el presupuesto está diseñado para enfrentar circunstancias adversas y que implica, por primera vez en muchos años, un superávit primario y la necesidad de ajustar el gasto a la baja.

Tras entregar el paquete económico al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Edmundo Javier Bolaños, el funcionario precisó que por primera vez desde 2008, el presupuesto 2017 plantea un superávit primario estimado en 0.4 por ciento del PIB, y no se crean nuevos impuestos, ni aumentan los existes.

Informó que el marco macroeconómico previsto en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) considera un crecimiento económico para 2017 entre 2.0 y 3.0 por ciento, con una proyección puntual de 3.0 por ciento, una inflación de 3.0 por ciento y un tipo de cambio de 18.2 pesos por dólar.

En tanto, agregó, un precio de la mezcla mexicana de crudo de exportación de 42 dólares por barril, una plataforma de producción de un millón 928 mil barriles diarios y una plataforma de exportación de 775 millones de barriles diarios.

Se propone una meta de Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 2.9 por ciento del PIB, cifra 0.1 puntos porcentuales menor a lo previsto originalmente, y dicha trayectoria descendente concluirá en 2018, cuando alcanzarían 2.5 por ciento del Producto.

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) considera una reducción al gasto programable de 1.2 por ciento del PIB respecto a 2016, equivalente a 239.7 mil millones de pesos respecto al presupuesto de 2016, principalmente al gasto administrativo del gobierno federal.

Esto, si se considera que durante 2016 se implementa un ajuste por 169.4 mil millones de pesos (a precios de 2017) y un ajuste adicional en 2017 que representará 70.3 mil millones de pesos.

El funcionario destacó que por primera vez “habremos de tener en una propuesta un superávit primario estimado en 0.4 por ciento del PIB, el cual será fundamental para ayudarnos a estabilizar el nivel de deuda”.

Los ingresos presupuestarios, indicó, habrán de ser de 4.3 billones de pesos, 0.4 por ciento más en términos reales, lo que se debe a que los ingresos tributarios permitirán de nueva cuenta este año compensar la caída que está reflejada en el paquete en los ingresos petroleros.

Planteó un esfuerzo sustancial en materia de reducción del gasto programable sin inversión de alto impacto por 1.2 por ciento de PIB, eso respecto a 2016, e implica una reducción del gasto de 239 mil 700 millones de pesos, el gasto neto total, con cargo a ello habría de ubicarse en 4.8 billones de pesos, 1.7 por ciento real por debajo del que se presentó en 2016.

El gasto no programable, sin embargo, se incrementa 12.1 por ciento y ahí destacó el crecimiento muy importante que le da a este presupuesto un sello federalista en la participaciones federales de hasta 5.3 por ciento.

Refirió que el esfuerzo en materia de gasto se finca en una contención de los servicios personales, en un recorte y un ajuste muy relevante, como instruyera el presidente Enrique Peña Nieto.

También podría gustarte