Educación indígena, una meta a consolidar en la coyuntura actual

México, 9 Ago (Notimex).- Es momento de que organismos internacionales, sociedad civil y los pueblos indígenas organizados trabajen juntos para lograr las condiciones que garanticen el derecho a la educación indígena, consideró la directora general de Educación Indígena de la SEP, Rosalinda Morales Garza.

En la inauguración de las actividades con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, en la Biblioteca José Vasconcelos, aseveró que sólo de esa manera se pueden alcanzar las metas 20-30 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para transitar por todos los trayectos escolares posibles.

Planteó que ello implica no sólo contar con la educación básica, sino también con la media superior y la superior, a fin de que la educación sirva para que todas las personas tengan un proyecto de vida sin importar su condición social, cultura o género.

La funcionaria expuso que la educación también tiene que ver con una igualdad de género donde las niñas, por estar en la escuela, puedan retrasar el matrimonio o un embarazo temprano porque se sienten más fortalecidas estudiando.

En representación del subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño Cantú, Morales Garza indicó que existen muchos motivos para seguir exigiendo al Estado mexicano que garantice esas condiciones en las que destaca también el derecho a la educación para los pueblos indígenas, el tema principal de este Día Internacional.

Recordó lo señalado por la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, que en su Artículo 14 establece que ese sector tiene derecho a establecer y controlar sus sistemas e instituciones docentes.

De igual forma, que los pueblos indígenas deben impartir educación en sus propios idiomas en consonancia con sus métodos culturales de enseñanza y aprendizaje.

La funcionaria de la Secretaría de Educación Pública reconoció que además de esa declaración el derecho a la educación es protegido en México “por nuestra normatividad nacional y las políticas públicas que pongamos en marcha”.

Destacó la importancia de que esas políticas correspondan con esos ideales plasmados en las normatividades en la búsqueda de un desarrollo óptimo de todos, pero sobre todo con toma de decisión sobre la manera en que se puede alcanzar ese desarrollo con identidad.

Rosalinda Morales subrayó que en México existen 68 lenguas indígenas muy ricas en cultura y tradición, de ahí que se defina como una nación pluricultural cuya variedad está sustentada por la diversidad cultural y lingüística de los pueblos originarios.

Una educación de calidad debe tomar en cuenta esa característica como lo señala el cuarto eje del nuevo modelo educativo, inclusión y equidad educativa.

En su oportunidad el director de la Biblioteca Vasconcelos, Daniel Goldin Halfon, llamó a defender la educación más allá de la condición de género o cultura.

“Esto es relevante si se considera que en la historia de México, cuando se habla de mujeres o indígenas no se piensa en riquezas, sino en historia de marginación y falta de reconocimiento.

“Bajo ese esquema es importante recapitular la historia y tomar todas las posibilidades para lograr una nueva convocatoria y crear un país más plural y diverso, aprovechando su propia riqueza nativa y haciendo que sea agradable para vivir”, expresó el funcionario.

También podría gustarte