Dominicana ha expulsado a Haití a miles de personas

Londres, 15 Jun (Notimex).- República Dominicana ha expulsado de forma ilegal a Haití a cientos de dominicanos que han quedado atrapados en un proceso de repatriaciones y retornos que han afectado a más de 100 mil personas en los últimos meses, denunció hoy Amnistía Internacional (AI).

En su informe “¿Dónde vamos a vivir? Migración y apátrida en Haití y República Dominicana”, AI criticó la irresponsabilidad con que los dos gobiernos están manejando la deportación, la expulsión y el retorno de miles de dominicanos a Haití tras un plan de regularización.

“Desde que privaron arbitrariamente de su nacionalidad a miles de dominicanos de ascendencia haitiana, las autoridades dominicanas han creado una crisis de derechos humanos que está dejando a miles de personas en un limbo jurídico absoluto y desesperado”, destacó.

En este sentido, AI detalló que, según la Organización Internacional para la Migraciones (OIM) y las organizaciones civiles haitianas, más de 40 mil personas, incluidos cientos de menores no acompañados, han sido deportadas de República Dominicana a Haití entre agosto de 2015 y mayo de 2016.

Otras 68 mil personas regresaron a Haití “de forma espontánea”, en muchos casos tras recibir amenazas o por el temor a sufrir persecución y violencia en la República Dominicana.

AI indicó además que, si bien el 85 por ciento de estas personas aseguraron a la OIM que habían nacido en Haití, el 15 por ciento restante afirmó haber nacido en República Dominicana, en la mayoría de los casos siendo hijos de migrantes haitianos que regresaron “voluntariamente”.

Según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), casi mil 600 personas que tienen derecho a la nacionalidad dominicana han sido expulsadas ilegalmente del país

Asimismo, la AI destacó que unas dos mil personas viven desde agosto de 2015 en seis campamentos improvisados cerca de la localidad fronteriza de Anse-à-Pitres, en el sur de Haití, donde las condiciones “son pésimas”, sin acceso a comida, agua y atención médica.

“La opacidad con que República Dominicana está repatriando a personas y la falta de capacidad de Haití para brindarles protección han dado lugar a una situación desastrosa y caótica”, dijo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI.

“Las condiciones de vida en estos campamentos son de una desesperación extrema, y ni las autoridades de un país ni las del otro han garantizado el bienestar de estas personas”, lamentó.

Guevara-Rosas pidió a las autoridades dominicanas recién elegidas emprender acciones urgentes para abordar esta crisis.

“Deben detener de inmediato las expulsiones ilegales de personas nacidas en República Dominicana y asegurarse de que todas las repatriaciones de personas migrantes indocumentadas se llevan a cabo de acuerdo con el derecho internacional”, señaló.

Además, deben restituir su nacionalidad a las miles de personas dominicanas de ascendencia haitiana que se han visto privadas arbitrariamente de ella, concluyó.

También podría gustarte