Dolor y lágrimas captarán atención del Papa en su visita a Auschwitz

Por Andrés Beltramo Alvarez. Corresponsal

Cracovia, 29 Jul (Notimex).- El Papa Francisco decidió que su visita al campo de exterminio de Auschwitz esté marcada sólo por el dolor y las lágrimas, por eso recorrerá el memorial del Holocausto en silencio, durante su tercer día de viaje apostólico a Polonia.

La mañana de este viernes, el Papa la dedicará a rendir homenaje a los más de un millón de muertos en ese campo y podrá saludar a un grupo de 10 sobrevivientes de la persecución nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Su visita comenzará con el paso por el histórico portón con la frase “Arbeit macht frei” (el trabajo hace libre), luego se trasladará al bloque 11 donde saludará a los sobrevivientes y en el muro de la muerte, donde se cometían ejecuciones, regalará una lámpara de aceite al campo.

Después visitará la celda donde murió san Maximiliano de Kolbe, un católico que cambió su vida con un judío, y firmará el libro de huéspedes del lugar, donde dejará la única frase personal.

Entonces se trasladará al contiguo campo de Birkenau, donde visitará las lápidas del memorial que recuerda los idiomas y las nacionalidades de todos los asesinados, escuchará un salmo desgarrador y saludará a 25 “justos entre las naciones”, personas distinguidas por haber salvado a judíos de la muerte.

Al finalizar la ceremonia regresará inmediatamente a Cracovia donde, por la tarde, visitará el Hospital Pediátrico de Prokocim, antes de dirigirse a la explanada Blonia para encabezar un Via Crucis multitudinario con miles de asistentes a la Jornada Mundial de la Juventud.

También podría gustarte