Discusión en la OEA se traba en torno a declaración sobre Venezuela

0

Por Rubén Barrera. Corresponsal

Washington, 1 Jun (Notimex).- Una iniciativa de declaración sobre la situación de Venezuela, propuesta por México ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), estaba trabada esta tarde, ante la negativa de Caracas y sus aliados para que fuera adoptada.

La sesión del Consejo Permanente de la OEA, donde el documento fue discutido, dio lugar a acusaciones, luego que Venezuela, Nicaragua y Bolivia denunciaron que el texto inicial presentado por Argentina había sido negociado, excluyendo una propuesta presentada antes por la delegación venezolana.

El embajador venezolano ante la OEA, Bernardo Álvarez, dijo que para su gobierno resultaba inaceptable la discusión de un documento relacionado con su país, sin que su delegación hubiera participado en la elaboración del texto.

Asimismo, el diplomático solicitó la suspensión de la sesión, convocada por Argentina, y la celebración de una nueva reunión, bajo sus auspicios.

“Ningún país va a permitir que se esté convocando una sesión para hablar sobre su situación, sin su autorización”, acusó Álvarez, tras recordar que su delegación había solicitado la celebración de una sesión antes de la convocatoria argentina.

El diplomático denunció además la existencia de “la más brutal campaña mediática que cualquiera pueda imaginarse” y pidió que, si el propósito era apoyar a Venezuela, se hiciera una declaración de apoyo a sus autoridades, “a su gobierno legítimo y constitucional”.

“Cualquier discusión del país tiene que partir de ese supuesto”, demandó el embajador venezolano.

En su turno, el representante alterno de Canadá ante la OEA, Sebastien Sigouin, refutó al venezolano al indicar que no sólo era una cuestión de medios, sino de responsabilidad y principios.

El diplomático afirmó que mucho de lo que ha trascendido sobre Venezuela, ha sido denunciado por actores no políticos dentro del país sudamericano.

El embajador mexicano ante la OEA, Luis Alfonso de Alba, explicó que su gobierno apoyó la convocatoria argentina para la sesión del Consejo Permanente, porque “nos preocupa la ausencia de un diálogo directo, mientras la población enfrenta más carencias”.

Durante su intervención, el representante de Estados Unidos ante la OEA, Michael J. Fitzpatrick, pidió al gobierno venezolano que libere a todos los presos o perseguidos por sus creencias políticas, incluyendo los líderes opositores Leopoldo López y Daniel Ceballos.

“En lugar de intimidar, el gobierno se debe enfocar en buscar reales soluciones a las carencias que enfrenta”, sostuvo Fitzpatrick.

Muchos de los países del Caribe aprovecharon la sesión para criticar la gestión del secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, en el caso de Venezuela, a partir del agresivo intercambio epistolar que mantuvo con el presidente Nicolás Maduro.

“Nuestro secretario general activista ha entendido mal las cosas. Quizá debemos recordarle al secretario general la diferencia de cómo debe comportarse un jefe de Estado”, aseveró por su parte el embajador de Dominica, Hubert Charles.

También podría gustarte