Diputados piden se fortalezca atención de salud mental

México, 10 Oct (Notimex).- El vicecoordinador de debate parlamentario de los diputados del PAN, Federico Döring Casar, informó que de acuerdo con el último indicador en materia de salud mental, hay sólo 3.5 psiquiatras por cada 100 mil habitantes, para la atención de trastornos mentales.

Al participar en la inauguración del Foro “Situación actual, retos y propuestas de los problemas de salud mental en México”, comentó que se requiere trabajar sobre la salud mental, ya que no es un tema visible socialmente, ni atendido con el humanismo que demanda.

Döring Casar confió que en este foro los especialistas tracen los lineamientos para que los legisladores sepan qué tienen que hacer, para compensar lo que no se hizo en la materia y dejar de ver a la salud mental como una secuela o consecuencia natural del tratamiento de las enfermedades crónico-degenerativas.

Explicó que en los últimos años la tendencia del Estado y del Congreso de la Unión es fortalecer la prevención y combate de las enfermedades crónico-degenerativas por encima de las infecto-contagiosas, porque el costo para enfrentarlas es altísimo respecto de las otras y “se dejó un sesgo de prevención al otro universo de enfermedades”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Especial de Salud Mental y Drogas, Leticia Amparano Gámez, del Partido Acción Nacional (PAN), explicó que la salud mental padece y adolece de muchos estigmas, por lo que se debe atender con la misma intensidad que se trata la diabetes o el cáncer, porque también mata.

“Necesitamos la prevención, recursos y una ley amplia y sólida que garantice el acceso a la atención de la salud mental por las personas que tienen algún tipo de padecimiento”, asentó.

Expuso que el Congreso de la Unión tiene rezagos en cuanto a la atención de la salud mental, así como leyes escasas que no la garantizan, por lo que insistió que son necesarias “alianzas para crear una ley general o una reforma a la Ley de Salud para garantizar precisamente la atención”.

En su oportunidad, Enrique Gil, representante de la Oficina de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en México, resaltó la importancia de desarrollar políticas y programas de salud mental sólidos, fuertes y bien estructurados, que permitan auxiliar a las personas que sufren trastornos mentales.

“Es necesario el desarrollo de las primeras ayudas psicológicas en eventos pequeños que no afectan a muchas personas e incluso a personas que pueden estar afectadas individualmente por la muerte de un familiar, un robo, un incendio o un accidente de tránsito”, precisó el funcionario.

Propuso impulsar la investigación, a fin de generar nuevos conocimientos para que puedan ser elementos clave en la definición de políticas públicas, programas e incluso dónde se debe poner el recurso financiero.

Durante el foro se llevaron a cabo cinco mesas de trabajo “Hacia la cobertura universal y el acceso a los servicios de salud mental con equidad”, “Derechos humanos de las personas con problemas de salud mental y experiencias efectivas y prácticas basadas en evidencias” y “Retos para atender la salud mental en el ciclo vital de los mexicanos”.

Asimismo, “Enfoque multisectorial y multicultural de la salud mental y retos para el siglo XXI” y “Experiencias exitosas en las entidades federativas”.

En el acto participaron funcionarios de las secretarías de Salud federal y de la Ciudad de México, así como de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y autoridades de salud mental de Jalisco y Morelos, además de organizaciones de la sociedad civil.

También podría gustarte