Diputados, en contra de arancel a importación de carne de res

México, 28 Jun (Notimex).- La Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados externó su desacuerdo con el decreto por el que se elimina el arancel a la importación de carne de res, informó el presidente de esa instancia legislativa, Oswaldo Guillermo Cházaro.

En reunión ordinaria acordaron presentar un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Economía (SE) a emprender acciones sobre esa medida tomada para satisfacer la demanda del consumo de ese producto en México, derivado del alza de los precios internacionales.

En el documento que presentarán en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión le piden a las autoridades competentes “tomar cartas en el asunto, ya que de continuar esta disposición perjudicaría la actividad ganadera bovina, particularmente a sus eslabones primarios (la cría y la engorda)”.

Señaló que los legisladores externaron su preocupación por mantener la estabilidad y equilibrio del mercado de carne de bovinos, además de velar por los intereses del consumidor, ambos, eslabones sensibles en la cadena nacional de producción de alimentos.

El diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) subrayó que no existe desabasto de carne de res en el país, que es una de las consideraciones que se tomaron para eliminar los aranceles, y además no se corre el riesgo de padecerlo a futuro, ya que la actual producción nacional garantiza satisfacer los requerimientos del mercado.

En la reunión estuvieron presentes Luis García Castillo y Andrés Piedra, expertos del Despacho de Negocios, Estudios y Proyectos, quienes detallaron que sólo entre 15 y 18 por ciento de la producción total de ganado está destinado a la exportación, es decir, más de 80 por ciento permanece para los corrales de engorda mexicanos.

Se informó que en los últimos 15 años, se exportó un millón 200 mil cabezas de ganado y sólo hubo alzas en este aspecto cuando azotaron sequías graves al país, como en los años 2006, 2011 y 2012, más no por el incremento de los precios internacionales.

Asimismo, los corrales de engorda aumentaron su inventario en 7.4 por ciento y no reportaron un desabasto en esa materia.

Los expertos recordaron que en 2002, cuando el consumo de carne dependía en más de 30 por ciento de importaciones, entraron al país 500 mil toneladas de ese producto y los ganaderos tuvieron problemas de comercialización, pues no había demanda de ganado bovino, cuyo precio bajó a cinco pesos por kilo.

“La importación, si bien complementa el consumo nacional, también impacta de forma directa la comercialización de ganado en México”, indicó Andrés Piedra.

Finalmente, García Castillo enfatizó que el paradigma del desabasto de carne y el aumento de los precios que se considera para implementar la exención de aranceles, “no es real”.

También podría gustarte