Diputados, dispuestos a analizar nuevo Modelo Educativo

México, 11 Ago (Notimex).- Los presidentes de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, y César Camacho Quiroz, respectivamente, manifestaron su disposición para analizar el nuevo Modelo Educativo que presentó en San Lázaro el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer.

Ante el funcionario federal y los subsecretarios Javier Treviño Cantú y Rodolfo Tuirán, refirieron que al conocer esta propuesta se tendrán los elementos para enriquecerla, pero también para proponer los ajustes que, en su caso, se requieran en la legislación educativa.

Así como para discutir las demás propuestas que pudieran llegar tanto de los legisladores como las iniciativas ciudadanas.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, César Camacho Quiroz, afirmó que la Cámara de Diputados estará lista para hacer su parte, en la misma actitud resuelta de apoyar la reforma educativa “que es buena y lo que necesita es que se le permita a sus anchas desarrollarse en el terreno de los hechos”.

“Esteremos atentos para escuchar el planteamiento del modelo educativo siempre aportando, siempre edificando, siempre sumando, porque lo que está en el centro es el futuro inmediato de lo más preciado que tenemos los mexicanos: nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes”, expresó.

Afirmó que el Estado mexicano no tiene rubro más delicado y de mayor contenido social que la reforma educativa, y reiteró que lo que se quiere es superar las metas de cobertura, ponderar la pertinencia de contenidos.

Además de dignificar la vida profesional de los docentes, capacitarlos permanentemente, fortalecer a las autoridades educativas, “empezando por la más elemental que es el maestro del aula”.

Queremos, en pocas palabras, elevar la calidad de la educación pública, es nuestra convicción de que si algo redime a las personas, esa redención social tan importante, es justamente la educación, dijo el también coordinador de los diputados del PRI.

Camacho Quiroz resaltó la convicción de su grupo parlamentario de darle respaldo absoluto no solo al contenido de la reforma, sino a su adecuada implementación, tanto de la misma reforma constitucional como de las tres leyes secundarias emanadas de ella.

El diputado priista resaltó que es una reforma que mejora la calidad educativa y que habrá de transformar positivamente la vida de las personas sin afectar de modo alguno los derechos de los maestros.

En su oportunidad, el presidente de la Mesa Directiva, Jesús Zambrano Grijalva, dijo que la implementación del nuevo Modelo Educativo debe concebirse en un proceso gradual y con plazos largos por encima de coyunturas políticas o de cambios en las correlaciones de fuerzas.

Agregó que “no deberíamos permitirnos igualmente que el nuevo modelo sea concebido como un ejercicio de ensayo y error, aunque deba ir teniendo los ajustes que para su perfeccionamiento vayan arrojando las sucesivas evaluaciones.

“Si lo hacemos así, desplegando una discusión democrática incluyente, recogiendo las propuestas mejor calificadas y asumimos la calificación del modelo como una visión transexenal, estoy seguro que habremos cumplido -gobierno, sociedad y legisladores- con los retos que hoy nos plantea la historia”, expresó.

El legislador perredista señaló que la principal preocupación debe ser la formación de las niñas, niños y adolescentes, y que cualquier otro tipo de demandas deben subordinarse a este que es el interés supremo del país.

Zambrano Grijalva reiteró el llamado a participar en el enriquecimiento de esta propuesta, pues afirmó que el objetivo es elevar la calidad de la educación y garantizar el máximo aprendizaje de los alumnos.

“Debe ser un proceso de consulta lo más incluyente, que se escuchen todas las voces, es fundamental que participe no solo el magisterio, sino todos los sectores de la sociedad civil, padres de familia, la academia y diferentes órganos de gobierno.

“Se requiere de un profundo análisis de la factibilidad para la instrumentación de los siete ámbitos en los que se organizan los objetivos para un óptimo aprendizaje”, apuntó.

Añadió que la formación y evaluación permanente de los maestros adquiere la mayor importancia, pero deben tomarse en cuenta las condiciones específicas de cada región y considerar su situación socioeconómica, así como las condiciones materiales y el nivel socioeconómico y social de los propios alumnos.

También podría gustarte